Formas de financiar la creación de un negocio

Uno de los principales problemas que enfrentamos al momento de iniciar un negocio es la falta de dinero necesario para ponerlo en marcha y hacerlo funcionar durante los primeros meses de vida.

Sin embargo, a pesar de tratarse de un problema común, la falta de capital no debería ser un obstáculo para iniciar un negocio, pues si nuestros ahorros no son suficientes, siempre existirán varias formas de obtener el dinero que necesitamos.

Conozcamos algunas de las principales formas que existen de financiar la creación de un negocio:

formas de financiar la creación de un negocio

Capital propio

La forma más común de financiar la creación de un negocio es utilizar capital propio, es decir, hacer uso del dinero que podamos obtener, ya sea de nuestros ahorros o de cualquier otra fuente personal como, por ejemplo, del uso de tarjetas de créditos o de la venta de activos personales.

Al iniciar un negocio siempre es recomendable utilizar capital propio (ya que no estamos obligados a pagar intereses ni a tener que devolver el dinero) al menos en la etapa de la creación, y ya más adelante cuando el negocio empiece a crecer, recién empezar a buscar fuentes externas de financiamiento.

Familiares

Si no contamos con suficiente capital propio, la primera alternativa es pedir dinero prestado a familiares, los cuales es muy probable que acepten prestarnos el dinero si son conscientes de nuestra capacidad y responsabilidad.

La ventaja de este tipo de financiamiento es que por lo general no estamos obligados a pagar intereses (aunque en cuanto el negocio empiece a generar utilidades, por nuestra propia cuenta podríamos optar por retribuir económicamente a nuestros familiares la confianza depositada en nosotros), ni a devolver el dinero tan pronto y en una fecha límite, lo que nos permite trabajar tranquilamente en la creación de nuestro negocio, sin estar tan presionados por tener que devolver el dinero.

Amistades

Una alternativa a pedir dinero a nuestros familiares es pedírselo a nuestras amistades.

Lo usual en este caso es que tanto el monto del préstamo así como el plazo para la devolución de éste sean menores que en el caso de nuestros familiares, pero además, otra desventaja importante de esta alternativa de financiamiento es que podríamos deteriorar la amistad que tengamos con nuestros amigos en caso de que no podamos devolver el dinero en el plazo acordado.

Bancos

Este tipo de financiamiento es un poco complicado de acceder, puesto que los bancos suelen otorgar créditos solo a negocios en marcha y con determinada experiencia en el mercado, y no a aquellos que recién empiezan.

Sin embargo, acceder a un crédito bancario para iniciar un nuevo negocio no es imposible si contamos con buena reputación crediticia, buenas referencias comerciales y, sobre todo, una atractiva idea de negocio con un sólido plan de negocios que la respalde.

Otras entidades financieras

Una alternativa a solicitar un préstamo a los bancos es solicitar un préstamo a otras entidades financieras que de preferencia estén orientadas a la pequeña y mediana empresa, las cuales son más accesibles que los bancos, pero así como en el caso de éstos, para poder acceder al préstamo nuestra idea de negocio debe ser atractiva y estar respaldada por un sólido plan de negocios.

La desventaja de este tipo de financiamiento es que, a diferencia de los bancos tradicionales, en estas entidades financieras el monto prestado suele ser pequeño, y el costo del préstamo (tasa de interés) suele ser elevado.

Socios

Lo recomendable es buscar un socio con las mismas motivaciones y aspiraciones que nosotros, que invierta el mismo capital que nosotros, y que aporte, además del dinero, otros recursos que sean complementarios a los que poseemos como, por ejemplo, experiencia en algún aspecto del negocio, conocimiento del mercado, contactos comerciales, etc.

La desventaja de tener un socio es que más adelante puede haber desacuerdos, diferencias o disputas, sobre todo si se empieza a fallar en el cumplimiento de los objetivos, y más aún si nos toca un socio conflictivo.

Inversionistas

Buscar un inversionista implica buscar una persona que quiera financiar el total o una parte de la inversión del negocio, y que como consecuencia de ello reciba un porcentaje de las utilidades de acuerdo a lo aportado.

La desventaja de hacer uso de este tipo de financiamiento es que podríamos tener que lidiar con el hecho de tener que pagar siempre una parte de las utilidades del negocio a alguien que invirtió inicialmente, y que luego no hizo nada más por crear o hacer crecer el negocio.

Concursos

Finalmente, otra forma de financiar la creación de un negocio consiste en participar en concursos sobre proyectos, planes o ideas de negocios, los cuales suelen ser organizados por organismos gubernamentales, universidades u otras entidades, y en donde se suele premiar al mejor proyecto, plan o idea con el financiamiento total o parcial del negocio.

Si contamos con una atractiva e innovadora idea de negocio que esté respaldada por un sólido plan de negocios, no deberíamos dejar pasar la oportunidad de investigar sobre la existencia de este tipo de concursos en nuestra localidad, pues podrían ser una buena alternativa de financiamiento.

Fecha de publicación o de última actualización: 19-10-2013
50 Comentarios para “Formas de financiar la creación de un negocio”
  1. nallely lira 20 September 2013
  2. jose 25 August 2013
  3. RAMON 30 July 2013
  4. IGNACIO ANTONIO VELAZQUEZ 10 June 2013
  5. JUAN 29 May 2013
  6. JONATHAN 15 February 2013
  7. Christaina 7 February 2013
  8. susana 12 December 2012
  9. Arturo 15 October 2012

Publica un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *