La marca de un producto

La marca (marca comercial) es un nombre, término, signo, símbolo, diseño o una combinación de éstos que se le asigna a un producto para identificarlo y distinguirlo de los demás productos que existen en el mercado.

Pero además de permitir identificar y distinguir un producto de los demás productos de la competencia, otras utilidades o funciones de la marca son:

  • función distintiva: permite distinguir o diferenciar un producto o servicio de los demás productos o servicios de la competencia.
  • función de indicación de calidad: permite hacer notar a los consumidores la calidad de un producto, lo cual a su vez permite que, por ejemplo, si un producto es de buena calidad, un nuevo producto que se lance al mercado y que cuente con la misma marca, tenga una buena acogida.
  • función de indicación del origen empresarial: permite hacer saber a los consumidores la procedencia del producto, es decir, la empresa o negocio que los produce o comercializa.
  • función publicitaria: permite realzar la publicidad, así como persuadir su adquisición y familiarizar el producto o servicio en los consumidores.

la marca

Qué marca ponerle a un producto

La marca es la base sobre la cual se construye la imagen de la empresa o negocio.

La marca que le pondremos a nuestro producto determinará en gran medida el éxito de nuestra publicidad y, por tanto, de nuestras ventas.

Por lo tanto, la decisión de la marca que le pongamos a nuestro producto, debe ser una decisión que meditemos bien.

Como recomendación, el nombre de nuestra marca debe ser un nombre atractivo, preferiblemente corto y fácil de pronunciar, de modo que pueda grabarse fácilmente en la mente de los consumidores.

Asimismo, debe estar acorde con la esencia de nuestro producto, así como relacionar éste con nuestro público objetivo; por ejemplo, si nuestro producto está conformado por jeans para damas, como marca podríamos optar por ponerle el nombre italiano de una mujer, debido a que Italia suele relacionarse con la moda.

Recomendaciones sobre la marca

Para finalizar, veamos algunas recomendaciones en cuanto a lo que a la marca de un producto se refiere:

  • es posible contar con más de una marca para un mismo tipo de producto, por ejemplo, podemos tener una marca para nuestros jeans para damas, y luego lanzar una nueva marca de jeans para damas, dirigida a un nuevo mercado, por ejemplo, a uno con un mayor poder adquisitivo.
  • no debemos confundir la marca comercial con el nombre o razón social de la empresa (Sociedad Anónima, Empresa de Responsabilidad Limitada, etc.). La marca se registra en la oficina de marcas y patentes, mientras que el nombre o razón social se registra en la oficina de Registros Públicos.
  • tampoco debemos confundir la marca con las patentes o derechos de autor. Las patentes son derechos que protegen inventos o invenciones, mientras que los derechos de autor son derechos que protegen una creación literaria, artística o científica.
  • y, por último, el consejo más importante es que siempre que nos sea posible, debemos proteger legalmente nuestra marca, es decir, registrarla en la oficina de marcas y patentes. Ello nos ahorrará muchos problemas en caso de que más adelante cuando nuestra marca empiece a ser conocida, nos quieran copiar.
Fecha de publicación o de última actualización: 24-08-2012
20 Comentarios para “La marca de un producto”
  1. tatian 17 marzo 2013
  2. ana maria 23 febrero 2013
  3. @wrytha 24 septiembre 2012
  4. lic, ivan enrique zarate 22 marzo 2012
  5. karina 4 enero 2012
  6. michy 9 diciembre 2011
  7. michy 9 diciembre 2011
  8. Zhanty 3 octubre 2011
  9. gris alvarez 18 septiembre 2011
  10. Juan Alejandro Cardona 8 agosto 2011

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *