Estrategias de precios

El precio es el valor monetario que le asignamos a un producto al momento de venderlo, y estrategias de precios son decisiones que tomamos relacionadas al precio de un producto.

Veamos a continuación cuáles son las principales estrategias de precios que podemos aplicar en las siguientes situaciones: cuando vamos a introducir un nuevo producto al mercado, cuando ya hemos fijado un precio inicial, y cuando vamos a ofrecer un descuento:

Estrategias de precios para nuevos productos

Al lanzar un nuevo producto al mercado, podemos usar las siguientes estrategias:

estrategias de precios

Fijar un precio inicial relativamente alto para que, de ese modo, podamos aprovechar las compras hechas como producto de la novedad del producto, es decir, aprovechar la compras hechas por consumidores interesados en la novedad del producto, y que cuenten con la capacidad económica para adquirirlo; y, de ese modo, lograr mayores márgenes de utilidad. Una vez satisfecha la demanda del público objetivo, es posible ir disminuyendo los precios, y buscar incursionar en nuevos mercados.

Fijar un precio inicial muy alto para que, de ese modo, podamos crear una sensación de calidad en el producto, es decir, poner un precio muy por encima del precio promedio de mercado, con el fin de darle al producto una sensación de calidad, estatus o prestigio; y, de ese modo, lograr que los consumidores se sientan atraídos por ello. Debemos usar esta estrategia siempre y cuando los consumidores que conforman nuestro mercado objetivo tengan la capacidad económica para adquirir el producto, y que nuestro producto realmente sea de buena calidad.

Fijar un precio inicial bajo para que, de ese modo, podamos lograr una rápida penetración de mercado, una rápida acogida, o para hacerlo rápidamente conocido. Una vez que tengamos una buena demanda, es posible ir aumentando los precios. Debemos usar esta estrategia siempre y cuando se cuente con un gran mercado objetivo, y que nuestros costos puedan disminuir a medida que aumente el volumen de ventas.

Estrategias una vez fijado un precio

Una vez que ya le hemos definido el precio a un producto, podemos usar las siguientes estrategias:

Reducir los precios para que, de ese modo, podamos atraer una mayor clientela. Esta estrategia se suele usar cuando las ventas han disminuido o se ha perdido participación en el mercado. Aunque antes de usar esta estrategia en dichas situaciones, lo recomendable es buscar aumentar la promoción o la distribución del producto.

Reducir precios por debajo de los de la competencia para que, de ese modo, podamos bloquearla y ganarles participación de mercado.

Aumentar los precios por encima de los de la competencia para que, de ese modo, podamos dar una imagen de calidad o exclusividad frente a los demás competidores.

Estrategias de descuentos

Cuando se trata de promocionar un producto a través del uso de descuentos, podemos usar las siguientes estrategias:

Descuento por pronto pago: consiste en ofrecer un descuento si el cliente nos paga antes de lo estipulado, por ejemplo, si vendemos un producto con un crédito a 30 días, podemos optar por ofrecer un descuento de la deuda (por ejemplo, del 2%) si el cliente nos paga antes de lo estipulado (por ejemplo, a los 10 días). Esta estrategia nos ayuda a mejorar la liquidez, así como a reducir los costos de cobranza.

Descuento por cantidad: consiste en ofrecer un descuento si nos compran en cantidad nuestro producto; a mayor cantidad, podemos ofrecer un mayor descuento. Por ejemplo, podemos hacer un descuento por la compra de una docena de nuestros productos. Esta estrategia nos ayuda a incentivar al cliente para que siempre nos compre a nosotros y sólo a nosotros; si vendemos a empresas, nos ayuda que nos elijan como su proveedor y, si es posible, que seamos los únicos.

Descuento por temporada: consiste en reducir los precios de los productos que estén fuera de temporada; se usa para mantener el mismo ritmo del negocio durante todo el año. Por ejemplo, podemos reducir el precio de las prendas de vestir que estén fuera de temporada, o el costo de hospedaje en épocas donde no haya mucha clientela.

Descuento por bonificación: consiste en hacer descuentos por algún beneficio que nos pueda brindar el cliente, por ejemplo, podemos hacer descuentos por la entrega de un artículo viejo o usado, por ejemplo, por una batería usada, el precio automóvil que vendamos podría tener un descuento del 2%.

Para saber cómo fijar el precio de un producto te invitamos a visitar el artículo qué precio poner.

Fecha de publicación o de última actualización: 12-10-2012
15 Comentarios para “Estrategias de precios”
  1. Chrismery 1 mayo 2013
  2. isabel 24 noviembre 2012
  3. sergio 30 agosto 2012
  4. Ramón Castillo 12 agosto 2012
  5. alejandr 11 julio 2012

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *