Clases de baile como idea de negocio

Ya sea debido a la tendencia mundial que existe de llevar una vida sana y de hacer ejercicios, debido a la cantidad de programas de televisión que existen sobre concursos de baile, o debido al aumento de la población joven en busca de entretenimiento, son cada vez más las personas que quieren aprender a bailar y que para ello están dispuestas a tomar clases de baile.

Por lo que si queremos poner nuestro propio negocio, nos gusta mucho bailar, y nos consideramos muy buenos en ello, una buena alternativa de negocio es la creación de una academia o escuela de baile.

clases de baile como idea de negocio

La principal ventaja de este negocio, además de no requerir mayores conocimientos técnicos, y no tener que hacer otra cosa que no sea hacer aquello que tanto nos gusta, es que podemos montar nuestra academia o escuela de baile en nuestro propio hogar.

Para empezar podríamos habilitar una habitación que tengamos libre y, poco a poco, a medida que vayamos captando mayor clientela, habilitar nuestra propia sala, habilitar un piso entero de nuestra casa, o buscar un local o un salón en alquiler.

En cuanto a la inversión, si montamos nuestro negocio en casa, prácticamente no tendríamos mayores gastos que no sean los de habilitar la habitación en donde brindaríamos las clases (lo cual podría significar solamente la puesta de espejos en las paredes, en caso de que ya contemos con un escritorio, sillas y equipo de sonido), además del marketing.

También podríamos necesitar invertir en clases que nos permitan dominar la enseñanza y obtener algún título como maestros de baile, y en la contratación de profesores de baile para nuestro negocio, aunque podríamos empezar por dar las clases sólo con el conocimiento que tengamos, y solamente nosotros, y ya más adelante a medida que crezca nuestra empresa, perfeccionar nuestra enseñanza y contratar personal.

Los tipos de bailes que podríamos enseñar irían desde la salsa hasta el jazz, el tango, la danza árabe, la danza hindú, danzas locales, bailes modernos, o cualquier otro tipo de baile que pensemos que podría tener una buena acogida en nuestra localidad.

Asimismo, además de las clases de baile tradicionales en grupo, podríamos ofrecer otros servicios adicionales tales como clases particulares, coreografías para eventos, clases de vals para novios, clases de ballet, clases de canto, organización de espectáculos, etc.

Una vez definido el tipo de baile que enseñaremos, algunos aspectos que debemos definir son: el tipo de público al cuál irán dirigidas nuestras clases (por ejemplo, a niños, jóvenes y adultos), el contenido de nuestras clases, los horarios y los precios que cobraremos.

En cuanto al marketing, para promocionar nuestro negocio podríamos empezar por contactar a nuestros amigos y conocidos e invitarlos a que tomen nuestras clases de baile y a que pasen la voz a sus propios amigos y conocidos.

Luego de ello, podríamos optar por repartir volantes o folletos en los sitios donde suela frecuentar nuestro público objetivo (por ejemplo, en las iglesias que ofrezcan charlas nupciales, en caso de que brindemos clases de vals para novios), y por publicar algunos anuncios en diarios o revistas locales.

Y, finalmente, podríamos optar también por promocionar nuestras clases de baile a través de Internet, para lo cual necesitaríamos en primer lugar crear nuestra página web, y luego promocionarla en sitios de anuncios clasificados, redes sociales y a través de la publicidad online.

Fecha de publicación o de última actualización: 01-02-2012
5 Comentarios para “Clases de baile como idea de negocio”
  1. Luis enrique 9 octubre 2013
  2. ideas de negocios 6 septiembre 2012
  3. luz estella 6 marzo 2012
  4. Servidores en la nube 28 diciembre 2011
  5. Al 14 octubre 2011

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *