30 consejos que deberías tomar antes de iniciar un negocio

Sacar adelante un nuevo negocio no es una tarea sencilla. No por nada un alto porcentaje de nuevos negocios cierran o quiebran al poco tiempo de haber iniciado sus operaciones.

Pero para que tu negocio no esté dentro de las estadísticas negativas y tenga buenas probabilidades de alcanzar el éxito, te presentamos a continuación una lista conformada por 30 consejos que deberías tomar antes de iniciar un negocio:

  • elije un negocio que trate sobre aquello que te apasiona: solo así podrás tener la suficiente motivación como para sacarlo adelante y la suficiente perseverancia como para sortear todas las dificultades que se presenten en el camino.
  • empieza ofreciendo pocos productos: ello te permitirá especializarte y logra así una mayor eficiencia. Ya más adelante a medida que tu negocio vaya creciendo, recién aumenta la variedad de productos ofrecidos.
  • ofrece algo diferente: ofrece algo único y novedoso que te permita diferenciarte y distinguirte de la competencia, y sea el motivo por el cual los consumidores te elijan a ti antes que a ella.
  • define un estilo propio: define un estilo o concepto para tu negocio en base a tu personalidad y a tus gustos personales. Ello te permitirá que los consumidores reconozcan tu negocio y se identifiquen con él.
  • define tu púbico objetivo: define claramente cuál será el público al cual irán dirigido tus productos o servicios. Ello te permitirá enfocar tu negocio y tus estrategias en dicho público, y lograr así una mayor eficacia.
  • conoce bien tu público objetivo: investiga y analiza las necesidades, gustos, preferencias, hábitos de consumo, comportamientos de compra y demás características de tu público objetivo. Ello te permitirá diseñar estrategias que mejores resultados puedan tener en él.
  • analiza tu competencia: investiga y analiza las estrategias, ventajas competitivas, fortalezas, debilidades y demás características de tus competidores. Ello te permitirá formular estrategias que mejor te permitan competir con ellos.
  • pon a prueba tu producto o servicio: antes de iniciar tu negocio pon a prueba tu producto o servicio, por ejemplo, invitando a tu casa a algunos amigos y conocidos para que lo prueben, o poniendo un pequeño puesto de venta.
  • reduce tu inversión: procura que tu inversión sea la menor posible, por ejemplo, comprando solo lo necesario, buscando y comparando bien precios, haciendo convenios con proveedores y alquilando en vez de comprar.
  • no escatimes gatos: procura que tu inversión sea la menor posible, pero sin que ello signifique que tengas que sacrificar la calidad de tus equipos e insumos, o llegar al punto de dar la imagen de un negocio pobre y austero.
  • calcula bien tu inversión y tus futuros ingresos y egresos: no te dejes llevar por la emoción de iniciar un nuevo negocio, y sé lo más objetivo posible al momento de hacer tus proyecciones.
  • ten un presupuesto de emergencia: en el cálculo de tu inversión presupuesta un capital adicional para cubrir posibles problemas de liquidez. Lo más probable es que termines utilizándolo.
  • haz un plan de negocios: ello te permitirá planificar objetivos, recursos y estrategias, te servirá como guía de implementación, y te permitirá conocer la viabilidad y rentabilidad de tu negocio.
  • invierte tu propio capital: evita hacerte de deudas tan rápidamente. Si no te queda más remedio que pedir dinero prestado, acude a familiares o amigos primero.
  • no inviertas todo tu dinero: no inviertas los ahorros de toda tu toda vida en un negocio. Conserva siempre una parte considerable de tu dinero por si las cosas no resultan como lo esperabas.
  • elije un buen socio: en caso de que decidas asociarte con alguien, busca un socio que cuente con habilidades, conocimientos y recursos complementarios a los tuyos, y que tenga las mismas aspiraciones que tú.
  • asegura una buena sociedad: antes de formar una sociedad, acuerda por escrito aspectos tales como las funciones que realizará cada socio y qué medidas se tomarán en caso de que uno decida retirarse.
  • elije una buena ubicación: la ubicación es un factor determinante en el éxito de un negocio. Asegúrate de elegir una buena ubicación, teniendo en cuenta principalmente el estilo de tu negocio y tu público objetivo.
  • elije un buen nombre: el nombre también es un factor determinante en el éxito de un negocio. Asegúrate de elegir un nombre llamativo, que vaya acorde con el estilo de tu negocio, y que transmita un mensaje positivo.
  • contrata personal adecuado: contrata personas que estén realmente capacitadas para el puesto que van a ocupar, que se complementen bien con los demás integrantes de tu negocio, y que sean honradas, íntegras y leales.
  • capacita a tu personal en brindar un buen servicio al cliente: además de capacitar a tu personal para el buen desempeño de sus funciones, capacítalo en brindar un buen servicio al cliente aún cuando no vaya a tener un trato directo con éste.
  • pide ayuda cuando la necesites: ya sea que provenga de un amigo o conocido con experiencia, o de un profesional al cual tengas que pagar por sus servicios, no dudes en pedir ayuda cuando la necesites. No pretendas saberlo todo.
  • actúa: antes de iniciar tu negocio, recaba información, planifica bien las cosas y prepárate bien, pero en vez de tomarte demasiado tiempo en ello, procura actuar tan pronto como te sea posible.
  • confía en tu intuición: nunca podrás estar totalmente seguro de si tu negocio tendrá éxito o no, pero si tu intuición te dice que actúes, entonces no dudes en hacerlo.
  • no temas cometer errores: ten en cuenta que igual los vas a cometer y que al cometerlos es cuando más vas a aprender.
  • no temas fracasar: ten en cuenta que al fracasar es cuando más vas a crecer no solo como empresario, sino también como persona.
  • sé flexible: en el proceso de creación de tu negocio, cuando las cosas no estén resultando como lo esperabas, sé flexible y toma nuevos caminos en caso de ser necesario. En ocasiones, una idea es la puerta hacia otra.
  • crea expectativa: una vez que tengas la fecha de inauguración de tu negocio, crea expectativa, por ejemplo, anuncia en medios publicitarios su pronta inauguración e invita a tus amigos y conocidos a que asistan a ésta.
  • sé paciente: ten en cuenta el éxito no llega de un momento a otro, sino que es algo que siempre tarda en llegar, y lo más probable es que te llegue mucho tiempo después de lo que habrás calculado.
  • sé perseverante: ten en cuenta que en el proceso de iniciar y sacar adelante un negocio, por más que planifiques y reduzcas el riesgo, siempre encontrarás problemas o dificultades que tendrás que superar.
Fecha de publicación o de última actualización: 19-03-2014
9 Comentarios para “30 consejos que deberías tomar antes de iniciar un negocio”
  1. luis alberto diaz leiva 8 agosto 2013
  2. JULIO 27 mayo 2013
  3. jose antonio abad 26 mayo 2013
  4. EVERARDO VILLARREAL R. 14 mayo 2013
  5. Jaider 11 abril 2013
  6. elizabeth fuentes 9 abril 2013
  7. julio peguero 9 abril 2013
  8. Wladimir Viteri 7 abril 2013
  9. Johanna 6 abril 2013

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *