Cómo hacer que el cliente compre cuando visita nuestro negocio

0

Las razones por las que una persona que visita el local de un negocio, no se decida por comprar ninguno de los productos ofrecidos, pueden ser varias. Puede que no haya encontrado lo que estaba buscando, puede que no le haya gustado ninguno de los productos ofrecidos, puede que haya recibido una mala atención, o simplemente puede que sólo haya entrado al negocio para observar los productos en venta.

Pero independientemente de cuál sea la razón por la que esta persona no se decida por comprar, nuestro objetivo es lograr precisamente lo contrario. Y para tener mayores posibilidades de lograr ello, les recomendamos seguir el siguiente proceso compuesto por 7 pasos:

cómo hacer que el cliente compre

1. Saludar al cliente

El primer paso que debemos seguir para que un cliente que visite nuestro negocio se decida por comprarnos, es saludarlo.

Debemos saludarlo apenas ingrese a nuestro local o tienda, y mucho mejor, si el saludo va acompañado por una sonrisa.

2. Seguirlo

Una vez que lo hemos saludado, debemos seguirlo, es decir, estar atentos a lo que haga.

Para ello podríamos necesitar acercarnos un poco hacia él, pero siempre procurando no acercarnos demasiado, para que éste no se pueda sentir incómodo o presionado.

3. Mantener una distancia prudente

Una vez que lo hemos seguido, debemos mantener una distancia prudente que nos permita observarlo, y estar cerca de él por si solicita nuestra ayuda.

4. Descifrar el lenguaje no verbal

Al observar al cliente, debemos tratar de descifrar su lenguaje no verbal, por ejemplo, debemos tratar de descifrar si quiere tomarse su tiempo para observar bien los productos, o si podría necesitar nuestra ayuda.

5. Acercarse al cliente

Aunque el cliente no haya solicitado nuestra ayuda, si notamos que éste podría necesitarla, debemos tomar la iniciativa y acercarnos a él, y preguntarle si lo podemos ayudar en algo.

Debemos saber cuándo acercarnos al cliente, y al hacerlo, procurar no incomodarlo o presionarlo.

6. Ser su asesor y aconsejarlo

Una vez que estamos en contacto con el cliente, debemos asesorarlo y aconsejarlo.

Ello significa responder todas las consultas que nos pueda hacer (para ello debemos estar bien informados sobre nuestro producto), y recomendarle los productos que podría necesitar (pero siempre siendo sincero, y recomendándole sólo los productos que realmente busca o necesita).

7. Venderle y darle las gracias

Y, finalmente, debemos procurar venderle el producto, para ello podríamos necesitar inducirlo o invitarlo sutilmente por la compra.

Y una vez que éste se decida por la compra, nunca debemos olvidar de decirle “gracias”.

También podría interesarte

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.