Malas prácticas empresariales

Las malas prácticas empresariales son acciones o decisiones que toman las empresas y que van en contra de la ética y la moral, y, en algunas ocasiones, en contra de las normas legales.

Veamos cuáles son las más frecuentes de estas malas prácticas, que como emprendedores o empresarios debemos evitar:

Prácticas engañosas

Prácticas engañosas implican precios engañosos, por ejemplo, cuando se señala el precio de un bien, pero no se mencionan varios de los costos adicionales que están incluidos.

Otras prácticas engañosas pueden ser las falsas liquidaciones, en donde se promete bajar todos los precios, cuando en realidad solamente se reducen los precios de algunos pocos productos.

Otras prácticas engañosas se dan cuando se realizan promociones de ventas, pero no se especifican bien cuáles son los requisitos para participar en dicha promoción.

Venta bajo presión

Se da cuando los vendedores de una empresa, con el fin de vender a como de lugar sus productos, manipulan, presionan y prácticamente obligar al consumidor a realizar la compra.

Por ejemplo, cuando insisten constantemente para que el consumidor adquiera un producto, o cuando se valen de mentiras para convencerlo de realizar la compra, por ejemplo, cuando señalan que el producto tiene una oferta especial, que el producto está por agotarse, que hay varios compradores detrás de dicho producto, etc.

Productos de mala calidad

Se da cuando las empresas utilizan insumos o materias primas de mala calidad, o diseñan productos con ciertos defectos, que pueden no ser detectadas a primera vista por el consumidor, pero que en cuanto hace uso del producto, recién se dan cuenta de la mala calidad del mismo.

Productos dañinos para la salud

Se da cuando las empresas utilizan insumos o ingredientes en sus productos, que podrían ser perjudiciales para la salud, por ejemplo, en el caso de juguetes hechos de materiales o sustancias tóxicas para los niños, o alimentos hechos con ingredientes que podrían ser nocivos para la salud.

Discriminación

Se da cuando los trabajadores de un negocio, discriminan a algunos clientes por pertenecer a una categoría socia distinta a la de los clientes usuales de la empresa, o por dar la apariencia de poseer poco dinero; clientes a los cuales se les da un trato diferente.

Vender información del cliente

Cuando la información que recaban las empresas de sus clientes, las venden a otras empresas o a terceros, sin que el cliente se entere, afectando su derecha a la privacidad.

Información falsa

Cuando las empresas brindan información falsa, por ejemplo, a través de su publicidad, en donde señalan determinadas características que posee un producto, que en realidad no son ciertas.

Promesas no cumplidas

Cuando las empresas hacen promesas o acuerdos con sus clientes que no llegan a cumplir, por ejemplo, cuando ofrecen entregar un producto o realizar un servicio para una fecha determinada, aún sabiendo que no podrán cumplir con lo prometido para dicha fecha.

Procesos productivos que dañan el medio ambiente

Cuando las empresas utilizan elementos en sus procesos que pueden ser contaminantes para el medio ambiente, y no toman las medidas de prevención o previsión para mitigar la contaminación.

Evasión de impuestos

Cuando las empresas hacen usos de prácticas ilegales con el fin de evadir el pago de tributos.

Publicidad no solicitada

Cuando las empresa envían sistemáticamente publicidad no solicitada a sus clientes o a los consumidores, por ejemplo, a través de correos electrónicos.

Maltrato a empleados

Cuando las empresas aprovechan la necesidad de sus propios trabajadores por contar con un empleo, para reducirles el sueldo, hacerlos trabajar más horas de lo estipulado, hacerlos trabajar bajo malas condiciones de trabajo, etc.

Estafas

Cuando las empresas estafan a sus clientes; se da desde las grandes estafas, hasta pequeños engaños, tales como ofrecer una determinada cantidad en el contenido del empaque de un producto, cuando en realidad el empaque no llega a ser llenado en su totalidad.

Sobornos

Cuando las empresas realizan sobornos, por ejemplo, para obtener permisos o licencias de la administración pública.

Conclusiones

Afortunadamente, hoy en día existen varios grupos o instituciones encargados de velar por los consumidores que se ven afectados por estas malas prácticas, sin embargo, muchas de ellas se siguen practicando y no son denunciadas.

Nosotros como emprendedores o empresarios, tarde o temprano nos encontraremos ante la posibilidad de poder realizar estas malas prácticas, pero dependerá de nuestros valores y nuestra ética, el no cometerlas y, por el contrario, denunciar a las personas o empresas que sí las realicen.

Fecha de publicación o de última actualización: 28-08-2009
3 Comentarios para “Malas prácticas empresariales”
  1. Alejandro 4 October 2011
  2. F Acosta 3 October 2009
  3. Alirio Suarez 22 February 2009

Publica un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *