8 consejos para trabajar desde casa

Trabajar desde casa es la meta de muchas personas a las que les gustaría disfrutar de todas las ventajas que ello conlleva en comparación con hacerlo en una empresa, tales como poder trabajar en un ambiente cómodo, poder establecer nuestros propios horarios, poder estar cerca de nuestros seres queridos, poder ahorrar tiempo en alistarnos e ir a un centro de trabajo, y poder ahorrar dinero en pasajes y alimentación.

Sin embargo, así como son varias las ventajas que conlleva trabajar desde casa, también son varias las desventajas que presenta, tales como una posible falta de motivación y disciplina (debido a que uno no tiene a alguien que le esté diciendo lo que tiene que hacer o controlando lo que hace), las diversas distracciones a las que uno está expuesto, y la falta de interacción con otras personas; pero que no tienen por qué ser un obstáculo en nuestra meta de trabajar desde casa si ponemos en práctica algunos consejos.

consejos para trabajar desde casa

Los siguientes son 8 consejos que te ayudarán a hacer frente a las desventajas que conlleva trabajar desde casa, pero también a ser más productivo en tu trabajo.

Relacionado: Los 17 mejores trabajos desde casa

1. Define tu lugar de trabajo

Una de las principales desventajas de trabajar desde casa es una posible falta de motivación y disciplina, debido a que uno no tiene a alguien que le esté diciendo lo que tiene que hacer o controlando lo que hace, personas con las cuales interactuar o conversar, y el apoyo de otras personas, por ejemplo, cuando tiene una duda sobre cómo hacer una tarea o un problema con la computadora.

Para hacer frente a esta desventaja, pero también para ser más productivo, lo primero que deberías hacer una vez tomada la decisión de trabajar desde casa es definir claramente tu lugar o espacio de trabajo, asegurándote de elegir un lugar alejado de la bulla, con buena iluminación y ventilación, y suficiente espacio, y luego procurar trabajar solamente en este, sin que ello signifique que en ocasiones no puedas ser flexible y trabajes en otros lugares de tu casa tales como tu sala o tu patio, o lugares fuera de esta tales como un parque o una cafetería, con el fin de romper la rutina.

2. Dale a tu lugar de trabajo el ambiente adecuado

Para hacer frente a la posible falta de motivación y disciplina, pero también para ser más productivo, una vez que has definido tu lugar de trabajo, dale a este el ambiente adecuado para que puedas trabajar con eficiencia y comodidad.

dale a tu lugar de trabajo el ambiente adecuado

Para ello, procúrale a tu lugar de trabajo una buena iluminación y una adecuada temperatura, y habilítalo con un escritorio con suficiente espacio como para que puedas colocar en este tu computadora y tus otras herramientas de trabajo, una silla cómoda, un estante en donde puedas guardar tus documentos, un teléfono con línea telefónica diferente a la de tu casa, y algunos elementos decorativos que te motiven a estar y trabajar ahí tales como algunos cuadros y plantas.

3. Establece tus horarios de trabajo

Para hacer frente a la posible falta de motivación y disciplina, y ser más productivo es recomendable también que establezcas claramente tus horarios de trabajo, procurando establecer horarios en donde empieces a trabajar bien temprano en la mañana, dejes de trabajar no muy tarde, y tengas suficientes horas de descanso para que puedas renovar tus energías.

Y una vez que hayas establecido tus horarios de trabajo, asegúrate de respetarlos, pero tal como en el caso de definir un lugar de trabajo, sin que ello signifique que no puedas ser flexible y de vez en cuando trabajes más de lo normal para culminar un trabajo importante, o te tomes un mayor descanso cuando te sientas muy agotado, o cuando simplemente quieras despejar un poco tu mente.

4. Planifica tu trabajo

Para hacer frente a la posible falta de motivación y disciplina que conlleva trabajar desde casa, y aumentar tu productividad asegúrate también de planificar siempre bien tu trabajo.

planifica tu trabajo

Ponte objetivos claros a largo, mediano y corto plazo, establece los trabajos o actividades que vas a realizar para poder alcanzar dichos objetivos, haz listas de tareas por hacer para los próximos días, y luego asegúrate de seguir lo planificado, pero tal como en el caso anterior, sin que ello signifique que no puedas ser flexible y con el tiempo cambies tus objetivos, tus prioridades, o los trabajos o actividades que vas a realizar.

5. No trabajes en exceso

Al trabajar desde casa es fácil perder motivación y disciplina y, por tanto, no trabajar lo suficiente, pero también, uno al no tener a alguien que le esté diciendo lo que tiene que hacer o controlando lo que hace, y no estar obligado a seguir un horario de trabajo, puede suceder el efecto contrario y terminar trabajando en exceso, lo cual a la larga podría disminuir su productividad en vez de aumentarla y hasta afectar su salud.

Para evitar trabajar en exceso procura trabajar solamente en tu lugar de trabajo, respetar tus horarios de trabajo, y tomarte suficientes descansos, teniendo en cuenta que estos te ayudan a despejar tu mente y renovar tus energías y que, por el contrario, si trabajas varias horas seguidas al final terminarás agotado física y mentalmente, afectando negativamente tu productividad, tu eficiencia y, sobre todo, tu creatividad.

6. Mantén una buena postura

Debido a que al trabajar desde casa uno por lo general pasa varias horas al día frente a la computadora, es fácil que uno termine con problemas de salud tales como dolores de espalda, cuello, hombros y cabeza, molestias en codos, piernas y ojos, y hasta serias lesiones de columna, si es que suele sentarse en una mala postura.

Por tanto, procura siempre sentarte en una buena postura, lo cual implica sentarte con la espalda recta y bien apoyada en el respaldar de la silla, procurando que tus ojos estén a la altura de la parte superior de la pantalla de la computadora, y que tus brazos y antebrazos estén en un ángulo de 90 grados al momento de usar el teclado; pero además, procura cada cierto tiempo tomar breves descansos para estirarte o hacer algo de ejercicio, y fijar la vista en un punto lejos de la pantalla para evitar fatiga ocular.

7. Evita las distracciones

Otra de las desventajas de trabajar desde casa es que uno fácilmente puede tener distracciones debido a las diferentes distracciones a las que está expuesto tales como la televisión, el teléfono y los familiares con los que uno vive, los cuales podrían no entender que el trabajo que uno realiza tiene la misma importancia que cualquier otro, e interrumpirlo constantemente por cualquier motivo, o hacer bulla cerca de su lugar de trabajo.

evita las distracciones

Para evitar las distracciones, además de elegir un lugar de trabajo alejado de la bulla, podrías tomar algunas medidas tales como desactivar las notificaciones de tu smartphone y de tu correo electrónico cuando estés trabajando, cerrar tus redes sociales y cualquier otra página web o aplicación que podría distraerte, y hablar con tus familiares para que respeten tu trabajo, procuren no interrumpirte a menos que sea algo importante, y no hagan bulla cuando estén cerca de tu lugar de trabajo.

8. No dejes de interactuar con otras personas

Otra de las desventajas o inconvenientes de trabajar desde casa es la falta de interacción física con otras personas, lo cual además de disminuir la motivación y productividad de uno, le puede llegar a causar un sentimiento de soledad o aislamiento, y hasta afectar su salud.

Para evitar las consecuencias de la falta de interacción física con otras personas, dedica siempre un tiempo para estar con tus familiares, no dejes de frecuentar a tus amigos, y realiza con regularidad actividades que te obliguen a estar fuera de casa e interactuar físicamente con otras personas; por ejemplo, toma algún curso presencial, practica algún deporte, matricúlate en el gimnasio, o simplemente acude a lugares públicos y habla con otras personas.

También podría interesarte

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.