Cómo evaluar un proyecto de inversión (herramientas y ejemplos)

Guía para evaluar un proyecto de inversión a través del uso de las principales herramientas financieras que existen para este propósito.

Ya sea que se trate de la creación de una nueva empresa, el lanzamiento de un nuevo producto, el desarrollo de una nueva línea de productos, la adquisición de nueva maquinaria, o la apertura de una nueva sucursal, la etapa de la evaluación es una etapa obligatoria en la desarrollo de todo proyecto de inversión.

Evaluar un proyecto de inversión nos permite principalmente saber si el proyecto es rentable y, por tanto, viable, cuál es su rentabilidad y, en caso de contar con varios proyectos de inversión como alternativas, saber cuál es el más rentable y, por tanto, el más atractivo.

cómo evaluar un proyecto de inversión

Sin embargo, saber si un proyecto de inversión es rentable y cuál es su rentabilidad no son las únicas interrogantes que se buscan responder cuando se evalúa un proyecto de inversión, sino que también se busca responder otras interrogantes tales como:

  • ¿Cuál es el valor actual de los beneficios proyectados del proyecto?
  • ¿En cuánto tiempo se podrá recuperar la inversión?
  • ¿Cuánto se tiene que vender para cubrir los costos asociados al proyecto?
  • ¿Cuánto se tiene que vender para que el proyecto empiece a generar utilidades o ganancias?
  • ¿Cuál es la relación que existe entre los costos y beneficios asociados al proyecto?

Para responder estas y otras interrogantes se utilizan diversas herramientas financieras tales como el índice de retorno de la inversión (ROI), el valor actual neto (VAN), la tasa interna de retorno (TIR), el periodo de recuperación de la inversión, el punto de equilibrio y la relación costo-beneficio (B/C).

En este artículo te mostraremos cómo evaluar un proyecto de inversión a través del uso de las principales herramientas financieras que existen para este propósito.

ícono idea

Ten en cuenta que un proyecto de inversión no solo implica la creación de un nuevo negocio, sino también una inversión que se puede hacer en un negocio en marcha, tal como el desarrollo de un nuevo producto o la adquisición de nueva maquinaria.

Retorno de la inversión (ROI)

Debido a su facilidad de uso, el índice de retorno de la inversión (ROI) es una de las herramientas financieras más utilizadas al momento de evaluar un proyecto de inversión.

El ROI es un índice que mide la relación que existe entre las utilidades netas proyectadas y la inversión.

La fórmula del ROI es:

ROI = (Utilidad o Ganancia / Inversión) x 100

Si el ROI es mayor que cero el proyecto es rentable (mientras mayor sea el ROI un mayor porcentaje del capital se va a recuperar), y si es menor o igual que cero el proyecto no es rentable ya que en caso de ponerse en marcha se perdería dinero invertido.

Por ejemplo, si un proyecto de inversión tiene una inversión total de US$10 000, y una proyección de utilidades de US$20 000, su ROI será el siguiente:

ROI = (20000 / 10000) x 100

ROI = 200%

Conclusión: el proyecto tiene un ROI de 200% con lo que podemos afirmar que es rentable y ofrece una rentabilidad del 200%.

Valor actual neto (VAN)

El valor actual neto (VAN) es otra herramienta financiera que permite conocer la rentabilidad de un proyecto de inversión; pero que a diferencia del ROI toma en cuenta el valor del dinero en el tiempo, por lo que permite una evaluación más precisa.

valor actual neto

El VAN mide la ganancia que tendrá un proyecto al descontar el monto de la inversión al valor actual del total del flujo de caja proyectado.

La fórmula del VAN es:

VAN = BNA – Inversión

En donde el beneficio neto actualizado (BNA) es el valor actual del total del flujo de caja proyectado, el cual ha sido actualizado a través de una tasa de descuento correspondiente a la tasa de rentabilidad mínima esperada.

Si el VAN es mayor que cero el proyecto es rentable ya que se cumple con la tasa de rentabilidad esperada y además se obtiene una ganancia adicional, si es igual a cero también es rentable ya que se cumple con la tasa esperada, y si es menor que cero no es rentable ya que no se cumple con la tasa esperada y además se pierde dinero invertido.

Por ejemplo, un proyecto de inversión tiene una inversión de US$10 000, y un flujo de caja proyectado a 5 años cuya última línea es la siguiente:

 Año 1Año 2Año 3Año 4Año 5
Flujo de caja neto20003000400050006000

Si la tasa de rentabilidad mínima que se espera ganar con el proyecto es de 14%, su VAN será el siguiente:

VAN = 2000 / (1 + 0.14)1 + 3000 / (1 + 0.14)2 + 4000 / (1 + 0.14)3 + 5000 / (1 + 0.14)4 + 6000 / (1 + 0.14)5 – 10000

VAN = 12839.29 – 10000

VAN = 2839.29

Conclusión: el proyecto tiene un VAN de 2839.29 con lo que podemos afirmar que es rentable ya que se cumple con la tasa de rentabilidad esperada de 14%, y además ofrece una ganancia adicional de US$2839.29‬.

Tasa interna de retorno (TIR)

La tasa interna de retorno (TIR) es una herramienta que se suele utilizar junto con el VAN debido a la relación que tiene con este.

La TIR es la máxima tasa de descuento que puede tener un proyecto de inversión para ser considerado rentable.

Para hallar la TIR se debe encontrar la tasa que permita que el BNA sea igual que la inversión (VAN igual a cero), por lo que la fórmula para obtenerla es la misma que la del VAN solo que en vez de hallar el VAN (el cual se reemplaza por 0), se halla a tasa de descuento:

Por ejemplo, si un proyecto de inversión tiene una inversión de US$10 000, y un flujo de caja proyectado a 5 años cuya última línea es la siguiente:

 Año 1Año 2Año 3Año 4Año 5
Flujo de caja neto20003000400050006000

Su TIR será la siguiente:

0 = 2000 / (1 + i)1 + 3000 / (1 + i)2 + 4000 / (1 + i)3 + 5000 / (1 + i)4 + 6000 / (1 + i)5 – 10000

i = 23%

TIR = 23%

Conclusión: el proyecto tiene una TIR de 23%.

Periodo de recuperación de la inversión

El periodo de recuperación de la inversión es otra herramienta financiera comúnmente utilizada en la evaluación de proyectos de inversión; pero que al igual que en el caso del ROI, tampoco toma en cuenta el valor del dinero en el tiempo.

El periodo de recuperación de la inversión mide el tiempo que tomará recuperar la inversión de un proyecto.

En caso de que los flujos de caja anuales proyectados sean iguales, para hallar el periodo de recuperación de la inversión se debe dividir el total de la inversión entre el flujo de caja anual proyectado.

Por ejemplo, si un proyecto de inversión tiene una inversión de US$10 000, y flujos de caja anuales de US$4 000, su periodo de recuperación de la inversión será el siguiente:

Periodo de recuperación = 10000 / 4000

Periodo de recuperación = 2.5

El proyecto tendrá un periodo de recuperación de la inversión de 2 años y medio; pero si los flujos de caja anuales son variables es necesario ubicar la inversión dentro de estos.

Por ejemplo, si un proyecto de inversión tiene una inversión de US$10 000, y los siguientes flujos de caja anuales:

 Año 1Año 2Año 3Año 4Año 5
Flujo de caja neto20003000400050006000

Su periodo de recuperación de la inversión será de 4 años.

Punto de equilibrio

El punto de equilibrio hace referencia al nivel de ventas en donde los ingresos son iguales a los costos; es decir, al nivel de ventas en donde no existe ganancia ni pérdida.

punto de equilibrio

La fórmula del punto de equilibrio es:

Pe = CF / (PVU – CVU)

En donde:

  • Pe: punto de equilibrio.
  • CF: costos fijos.
  • PVU: precio de venta unitario.
  • CVU: costo variable unitario.

Ventas equivalentes al punto de equilibrio significa que no hay ganancias ni pérdidas, ventas superiores al punto de equilibrio significa ganancias, y ventas inferiores al punto de equilibrio significa pérdidas.

Por ejemplo, si el precio de cada producto que se comercializará es de US$12, el costo variable de cada producto es de US$8, y los costos fijos del proyecto ascienden a US$6 000, el punto de equilibrio será el siguiente:

Pe = 6000 / (12 – 8)

Pe = 1500

Conclusión: el punto de equilibrio es de 1500 unidades (en unidades monetarias sería: 1500 x 12 = US$18 000) con lo que podemos afirmar que a partir de la venta de 1501 unidades recién se estaría empezando a generar utilidades, mientras que ventas inferiores a 1500 unidades significaría pérdidas.

Costo-beneficio (B/C)

La relación costo-beneficio mide la relación que existe entre los costos y beneficios asociados a un proyecto de inversión.

La fórmula de la relación costo-beneficio es:

B/C = VAI / VAC

En donde:

  • B/C: relación costo-beneficio.
  • VAI: valor actual de los ingresos netos o beneficios netos.
  • VAC: valor actual de los costos de inversión.

Si el B/C es mayor que la unidad el proyecto es rentable ya que los beneficios serán mayores que los costos de inversión; pero si es igual o menor que la unidad el proyecto no es rentable ya que los beneficios serán iguales o menores que los costos de inversión.

Por ejemplo, si el total de los beneficios que se esperan obtener para un periodo de 5 años es de US$20 000 (esperando una tasa de rentabilidad del 14%), y el total de los costos de inversión que se esperan tener para el mismo periodo es de US$10 000 (considerando una tasa de interés del 12%), la relación costo-beneficio será la siguiente:

B/C = (20000 / (1 + 0.14)5) / (10000 / (1 + 0.12)5)

B/C = 10416.66 / 5681.81

B/C = 1.83

Conclusión: la relación costo-beneficio es de 1.83 con lo que podemos afirmar que el proyecto es rentable, y que por cada dólar que se invertirá en el proyecto se obtendrá una ganancia de 0.83 dólares.

Resumen de los resultados

El resumen de los resultados obtenidos al evaluar el proyecto de inversión de los ejemplos es el siguiente:

El proyecto tiene una inversión de US$10 000, y un total de flujo de caja proyectado a 5 años de US$20 000. Según la evaluación financiera realizada, este es rentable y, por tanto, viable.

Los resultados obtenidos a través del uso de las herramientas financieras utilizadas son los siguientes:

  • El proyecto tiene un retorno de inversión (ROI) a 5 años de 200%.
  • El valor actual neto (VAN) del proyecto es de US$2839.29 suponiendo una tasa de descuento de 14%.
  • La tasa interna de retorno (TIR) es de 23%.
  • El periodo de recuperación de la inversión es de 4 años.
  • El punto de equilibrio del proyecto es de 1500 unidades, equivalente a US$18 000.
  • La relación costo-beneficio (B/C) es de 1.83 suponiendo una tasa de rentabilidad de 14%, y una tasa de interés de 12%.

Apuntes finales

En este artículo te hemos mostrado cómo evaluar un proyecto de inversión a través del uso de las principales herramientas financieras que existen para este propósito; sin embrago, debes tener en cuenta que para evaluar un proyecto de inversión, no solo se deben tomar en cuenta cifras, sino también factores no cuantificables.

Por ejemplo, en el proyecto que hemos estado evaluando, para tomar la decisión final de si hacerlo o no efectivo, además de los resultados obtenidos, podríamos tomar en cuenta también qué tanto se alinea con la misión de la empresa, cómo afectaría la reputación o imagen de la empresa, y qué impacto tendría en la satisfacción o fidelidad del cliente.

Ten en cuenta también que en este artículo te hemos mostrado cómo evaluar un proyecto de inversión tal como, por ejemplo, una empresa que se va a crear, y si lo que buscas es saber cómo evaluar una empresa que ya está en funcionamiento puedes visitar nuestro artículo: ¿Qué es el análisis financiero de una empresa?, en donde encontrarás las herramientas financieras comúnmente utilizadas para analizar o evaluar una empresa en marcha.

Finalmente, si lo que buscas es saber cómo desarrollar un proyecto de inversión puedes visitar nuestro artículo: ¿Qué es un plan de negocios y cómo hacer uno?, en donde encontrarás los pasos necesarios para hacer un plan de negocios y, por tanto, para hacer un proyecto de inversión.

También podría interesarte
24 comentarios
  1. emilio dice:

    Tengo ciertas diferencias en el cálculo del ROI, según muchas otras referencias indica que se le debe restar la inversión, ROI=(Ganancias- Inversión)/ Inversión, dando como resultado un 100% y no 200%

  2. Jorge Cubas dice:

    O sino el ROI sería: (Ingresos-Inversión)/Inversión

  3. Jorge Cubas dice:

    El ROI siempre va a ser mayor cero según esa fórmula. ¿Lo correcto no sería decir que si el Roi es mayor al 100% el proyecto es rentable?

  4. Arturo dice:

    gracias, me fue muy útil

  5. InversionPasiva dice:

    Muchas gracias por el artículo, está muy bien explicado. Fundamental tener estos conceptos claros a la hora de poner en marcha un negocio.

    Un saludo.

  6. J ATTA dice:

    Muy puntual la información, de gran utilidad para mis Operaciones

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.