Cómo crear un logotipo efectivo

Un logotipo o logo no solo sirve para representar, identificar y distinguir una marca de las demás marcas competidoras, sino que también permite transmitir el concepto, el estilo, la personalidad, la esencia o alguna característica importante de la marca.

Pero además, un logotipo efectivo impactará y se quedará grabado en la mente del consumidor, y así, cuando éste decida adquirir el tipo de producto que representa, habrá más posibilidades de que elija su marca antes que a las demás marcas competidoras.

cómo crear un logotipo efectivo

Por tanto, el diseño de nuestro logotipo no es algo que podemos tomar a la ligera, sino, algo en lo que debemos dedicar nuestro tiempo y esfuerzo, teniendo en cuenta además que un logotipo no debería ser posteriormente cambiado, salvo para realizarle pequeñas modificaciones que lo mantengan acorde a la época actual.

A continuación les presentamos una guía con los pasos necesarios para crear un logotipo efectivo:

1. Identificar concepto de marca

El primer paso para crear un logotipo efectivo consiste en identificar el concepto, el estilo, la personalidad o la esencia de nuestra marca, de tal modo que luego podamos plasmarlos en nuestro logotipo.

En este punto, podemos también identificar el mensaje que queremos transmitir a través de nuestro logotipo, el cual debe corresponder a aquello que representa nuestra marca, o a alguna característica importante de ésta, especialmente aquella que la diferencie de las demás marcas competidoras.

2. Revisar logotipos de otras marcas

Luego de haber identificado el concepto de nuestra marca así como el mensaje que queremos transmitir a través de nuestro logotipo, lo recomendable es revisar los logotipos de otras marcas, de tal modo que nos sirvan de inspiración y nos den una idea de por dónde empezar con el diseño del nuestro.

Para ello, podemos simplemente acudir a Internet y revisar especialmente los logotipos de marcas reconocidas y que hayan perdurado en el tiempo, los logotipos de marcas competidoras, y los logotipos que transmitan el mismo mensaje que queremos transmitir.

3. Diseñar borrador

Una vez que hemos revisado los logotipos de otras marcas y que, gracias a ello, tenemos una idea de por dónde empezar, y teniendo en cuenta el concepto de nuestra marca así como el mensaje que queremos transmitir, pasamos a diseñar el borrador de nuestro logotipo.

Lo recomendable es realizar este borrador en una hoja de papel antes que hacerlo en una computadora, de tal modo que, entre otras cosas, podamos diseñar rápidamente no uno, sino varios borradores de los cuales posteriormente podamos escoger al mejor.

4. Usar letras y símbolos

Algo que podemos tomar en cuenta para diseñar el borrador de nuestro logotipo es que es los logotipos por lo común están conformados por letras y/o símbolos, por lo que podríamos empezar por escribir el nombre de nuestra marca, darle al texto la tipografía que mejor corresponda a su estilo o a aquello que queremos transmitir, y luego encerrar el texto en algún símbolo o ponerle uno al lado que, igualmente, mejor represente el estilo de nuestra marca o aquello que queremos transmitir.

Por ejemplo, si nuestra marca tiene un estilo “clásico” y queremos transmitir prestigio o exclusividad, podríamos escribir el nombre de nuestra marca, ponerle al texto un tipo de fuente cursiva, y luego encerrarlo en el símbolo de una corona, o ponerle la imagen de una corona encima.

5. Tener en cuenta requisitos

Al momento de diseñar el borrador de nuestro logotipo también debemos tener cuenta algunos requisitos que debe cumplir todo logotipo para que sea efectivo, los cuales son:

  • ser memorable: debe ser capaz de impactar visualmente en el consumidor cuando lo vea por primera vez, y luego, capaz de ser recordado por éste a pesar del paso del tiempo.
  • ser atractivo: debe contar con formas estilizadas, hacer un buen uso de los colores, y tener un concepto acorde a la época.
  • ser simple: debe contar con formas simples, incluir pocos elementos gráficos, y estar conformado por pocos colores.
  • ser reproducible: debe ser capaz de ser reproducido a cualquier tamaño, en cualquier medio, y tanto a colores como en blanco y negro.
  • ser distintivo: debe ser único, original y novedoso, capaz de distinguirse de los logotipos de las demás marcas competidoras.

6. Diseñar logotipo

Luego de haber diseñador el borrador de nuestro logotipo, ha llegado el momento de pasarlo a limpio. Si hemos diseñado varios borradores debemos elegir el que mejor represente el concepto de nuestra marca y transmita el mensaje que queremos transmitir, y que mejor cumpla con los requisitos mencionados anteriormente.

Si hemos diseñado el borrador de nuestro logotipo en una hoja de papel, debemos plasmarlo en la computadora a través de algún programa de diseño gráfico. Si no sabemos utilizar alguno de estos programas, podemos contratar los servicios de un diseñador gráfico que, debido a su experiencia, podría también darnos algunas ideas o sugerencias para el diseño final de nuestro logotipo.

7. Dar toque final

Antes de definir el diseño final de nuestro logotipo, debemos asegurarnos una vez más de que éste represente el concepto de nuestra marca, por ejemplo, que las letras utilizadas tengan la tipografía que mejor se adecue a su estilo, y que los colores utilizados sean los que mejor la identifiquen.

Asimismo, debemos asegurarnos de que transmita el mensaje que queremos transmitir, y que cumpla con los requisitos mencionados anteriormente, por ejemplo, que pueda reproducirse a cualquier tamaño, que el texto incluido sea legible cuando sea pequeño, y que quede bien tanto a colores como en blanco y negro.

8. Registrar e incluir en medios

Una vez que tenemos el diseño final de nuestro logotipo y que estamos convencidos de que éste será el que representará nuestra marca por mucho tiempo, lo recomendable es registrarlo en la oficina de marcas y patentes de tal modo que lo protejamos legalmente para que otras empresas no puedan utilizarlo o copiarlo.

Y una vez registrado, para que tenga el efecto deseado, debemos incluirlo en todos los medios de promoción y comunicación que utilicemos, tales como afiches, folletos, tarjetas de presentación, cartas, páginas web, emails, comprobantes de pago, uniformes, vehículos repartidores, etc.

También podría interesarte
4 comentarios
  1. diana nunez dice

    Hola que tengo que hacer para ser parte de ustedes

  2. DMF dice

    Es importante también el evitar copiar cualquier logotipo que ya esté registrado (a menos que su propietario así lo autorice). Recordemos que existe una ley de Derechos de autor y copiar algo con copyright sin autorización se conoce como plagio y constituye un delito cuyas penas pueden ir desde una demanda judicial hasta sanciones de prisión.

    1. ferna dice

      Y si lo q copias es combiancion de un logo q no esta registrado con algo de diseño tuyo es delito’??

      1. ANDRES dice

        pues la idea es crear algo nuevo no?? explotar la imaginacion y la creatividad para no ser como la bola de copiones que hay en todas partes no crees?? yo aun soy nuevo pero esa es mi filosofia: “ser unico” :)

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.