Precios bajos, precios promedios y precios altos

La mejor manera de determinar el precio para un producto es tomando en consideración los precios de productos similares que existan en el mercado.

Veamos a continuación las ventajas y desventajas de ponerle a un producto precios bajos, promedios y altos, en comparación con los precios promedios del mercado.

Ventajas de tener precios bajos:

  • aumento del número de clientes.
  • aumento de la frecuencia de compra del producto.

precios bajos, promedio y altos

Desventajas de tener precios bajos:

  • menor margen de ganancia.
  • riesgo de afectar o disminuir la calidad del producto, ya que para poder mantener precios bajos se necesita una buena reducción de costos (por ejemplo, de los materiales o insumos que conforman el producto).
  • estrategia fácil de neutralizar por la competencia.
  • estrategia difícil de mantener por un tiempo prolongado.

Ventajas de usar precios promedio:

  • son los precios más cómodos de manejar.

Desventajas de usar precios promedio:

  • son los de mayor competencia.

Ventajas de tener precios altos:

  • mayor margen de ganancia.
  • se crea una sensación de calidad del producto.

Desventajas de tener precios altos:

  • disminución del número de clientes.
  • disminución de la frecuencia de compra.

Se suele pensar que todo se basa en el precio, y que la decisión o estrategia de usar precios bajos es la mejor manera de competir; sin embargo, esta forma de competir conlleva sus riesgos y lo hace vulnerable a uno. Antes que bajar los precios, es preferible buscar una diferenciación como, por ejemplo, una buena atención al cliente.

Sin embargo, usar precios bajos en ocasiones puede ser una buena estrategia, por ejemplo, cuando introducimos al mercado un nuevo producto y le ponemos un precio bajo con el fin de lograr una rápida penetración, una rápida acogida, o que el producto se haga rápidamente conocido; para luego subir los precios cuando la demanda empiece a ser alta.

Aunque también, al introducir un nuevo producto al mercado, podemos optar por ponerle un precio alto con el fin de aprovechar las compras hechas como producto de la novedad del producto, o para crear una sensación de calidad.

Para terminar veamos algunos consejos relacionados con el precio:

  • siempre debemos estar atento a los efectos de la demanda: cuando nuestra demanda sea buena, elevar los precios, pero cuando sea baja, disminuirlos.
  • siempre debemos buscar la manera de reducir nuestros costos: ello nos permitirá contar con la posibilidad de reducir nuestros precios cuando sea necesario sin que afectemos o reduzcamos la calidad del producto, por ejemplo, produciendo o comprando en cantidad.
  • nunca debemos bajar nuestros precios si es que algún consumidor nos lo pide: pues si hacemos ello daremos la sensación de bajar nuestra calidad.

Imagen: PhilipsPhotos

Fecha de publicación o de última actualización: 26-04-2012
2 Comentarios para “Precios bajos, precios promedios y precios altos”
  1. isabel 24 noviembre 2012
  2. lina 4 septiembre 2011

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *