Marketing directo

marketing directo

El marketing directo es una herramienta de la mezcla promocional o tipo de marketing que consiste en promocionar un producto o servicio a un determinado consumidor individual, generalmente, a través de medios que permitan una comunicación directa con éste tales como el teléfono, el correo, el fax, el correo electrónico y el Internet.

La principal característica del marketing directo es que se da de uno a uno, es decir, va dirigido directamente a un sólo consumidor, a diferencia del marketing tradicional que suele ir dirigido a varios consumidores a la vez.

Asimismo, el marketing directo no sólo buscar promocionar un producto o captar un cliente, sino también mantener contacto con el cliente (y así crear interés por el producto) o generar una relación duradera con éste una vez que haya comprado el producto.

Hay marketing directo, por ejemplo, cuando nos comunicamos telefónicamente con un potencial cliente para ofrecerle o venderle un producto o servicio (telemarketing), o cuando le enviamos un correo electrónico a un cliente en donde promocionamos un producto o servicio (email marketing).

Pero también hay marketing directo, por ejemplo, cuando luego de haber analizado los gustos y preferencias de un determinado cliente, le ofrecemos un producto especialmente diseñado para él, o cuando le brindamos a un cliente un servicio o una atención personalizada.

Otra de las características del marketing directo es que suele seleccionar bien al público al cual irá dirigido, para lo cual se suele recurrir a bases de datos de clientes que posea la empresa.

El marketing directo es una de las formas más efectivas de promocionar un producto. Algunas de las razones de ello, las cuales también pueden considerarse como ventajas del marketing directo son:

  • permite una mejor selección del cliente.
  • permite personalizar o adaptar la promoción de acuerdo a las necesidades, gustos o preferencias del cliente.
  • permite una respuesta inmediata por parte del consumidor.
  • permite interactuar con el consumidor y así, por ejemplo, atender mejor sus consultas o conocer mejor sus necesidades, gustos y preferencias.
  • permite generar y mantener una relación duradera con el cliente.

Y además de estas ventajas, el marketing directo permite una mejor medición de los resultados obtenidos que otras herramientas de promoción.

Algunas formas comunes de realizar marketing directo son:

  • telemarketing: consiste en la realización de llamadas telefónicas a clientes potenciales previamente seleccionados con el fin de ofrecerles o venderles un producto o servicio.
  • mailing (correo directo): consiste en el envío de correos a un cliente potencial, por ejemplo, conformados por folletos con productos o promociones que podrían interesarle.
  • email marketing: variación del mailing, consiste en el envío de emails o correos electrónicos a un cliente potencial para promocionarle un producto o servicio, pero también para procurar su fidelización.
Fecha de publicación o de última actualización: 26-10-2013
1 Comentario para “Marketing directo”

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *