La diferenciación

La diferenciación (o diferenciación del producto) es un término propio del marketing que hace referencia a una característica de un producto que lo diferencia y distingue de los demás productos de la competencia.

La idea de contar con una diferenciación es la de ofrecer un producto único, original y novedoso que nos permita distinguirnos de la competencia, y sea el motivo por el cual los consumidores nos prefieran a nosotros antes que a ella.

Contar con una diferenciación suele ser considerado como un consejo; sin embargo, hoy en día, debido a la gran cantidad de competidores que hay en el mercado y a las altas exigencias de los consumidores, contar con una diferenciación es un requisito que toda empresa o negocio debe cumplir si quiere alcanzar el éxito.

la diferenciación

La diferenciación normalmente se da en el producto y suele estar basada en una característica innovadora; sin embargo, también puede haber diferenciación, por ejemplo:

  • en los atributos del producto, por ejemplo, al contar con una función extra que los productos de la competencia no poseen.
  • en el diseño del producto, por ejemplo, en su facilidad de uso, en su durabilidad, en su rapidez.
  • en el modelo del producto, por ejemplo, en su atractivo, en sus colores, en la variedad.
  • en la marca, por ejemplo, al contar con una marca atractiva que destaca sobre el resto.
  • en el precio, por ejemplo, al ofrecer los precios más bajos del mercado.
  • en la atención al cliente, por ejemplo, al caracterizarse por brindar un excelente servicio al cliente.
  • en la rapidez en la atención, por ejemplo, al tomar los pedidos y entregar el producto con rapidez.
  • en brindar una atención personalizada, por ejemplo, al asesorar personalmente a los clientes al momento de su compra.
  • en brindar un servicio extra, por ejemplo, al ofrecer el servicio de entrega a domicilio, el servicio de instalación, el servicio de mantenimiento.

A través de la diferenciación una empresa busca la preferencia de los consumidores, sin embargo, una característica diferenciadora puede correr el riesgo de ser imitada por la competencia, por lo que siempre debemos procurar ofrecer algo único, original y novedoso, que nos permita diferenciarnos y distinguirnos de la competencia, pero que también, sea difícilmente imitable por ésta.

En caso de iniciar una empresa o negocio, siempre debemos procurar que el producto o servicio que vayamos a ofrecer cuente con una característica diferenciadora pues, en caso contrario, los consumidores (lo cuales ya están comprando) no tendrán motivos para comprar nuestro producto y simplemente seguirán comprando los productos de la competencia.

Asimismo, el concepto de la diferenciación también puede ayudarnos a encontrar una idea de negocio, por ejemplo, si descubrimos que podríamos producir u ofrecer un producto con una característica que los demás productos de la competencia no poseen, y que podría tener una buena acogida entre los consumidores, entonces dicho producto podría ser una buena idea de negocio.

El contar con una diferenciación no nos asegura el éxito, pero sí nos da grandes posibilidades de alcanzarlo; pero por otro lado, el no contar con una diferenciación, hoy en día debido sobre todo a la gran cantidad de productos ofertados en el mercado, simplemente nos pone fuera de competencia.

Fecha de publicación o de última actualización: 13-08-2013
4 Comentarios para “La diferenciación”
  1. ELBA MENDOZA BALTAZAR 12 febrero 2013
    • Cristian Rettamal 24 abril 2013
  2. Negocios Felices 14 noviembre 2011
  3. Crece 27 abril 2010

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *