La contabilidad en un negocio

La contabilidad consiste en el proceso a través del cual registramos, clasificamos y resumimos las diferentes transacciones dinerarias que se presentan diariamente en un negocio, para luego, en base a ello, elaborar los estados financieros (principalmente el balance y el estado de resultados).

El objetivo de la contabilidad es el de registrar todas las transacciones dinerarias del negocio o empresa, y presentar dicha información de manera ordenada a terceros, como:

  • entidades gubernamentales: al momento de declarar nuestros impuestos; en este caso la contabilidad tiene carácter obligatorio.
  • socios o inversionistas: cuando queremos convencerlos de que invierten con nosotros en nuestro negocio.
  • bancos, entidades financieras o prestamistas: cuando queremos convencerlos de que nos otorguen algún crédito o que nos presten dinero para nuestro negocio.
  • accionistas: cuando queremos mostrarles cómo se va desarrollando financieramente nuestro negocio.
  • proveedores: cuando queremos convencerlos de que nos otorguen mayores créditos.
  • consultores, asesores: cuando queremos mostrarle información que les ayude a poder asesorarnos o aconsejarnos mejor sobre nuestro negocio.

Pero también la contabilidad se realiza con motivos internos, cuando necesitamos contar con información que nos permita realizar un mejor análisis de la situación financiera del negocio y, en base a dicho análisis, poder tomar mejores decisiones.

Veamos a continuación un breve resumen de las etapas o pasos necesarios para llevar la contabilidad en un negocio:

1. Libro diario

El proceso de la contabilidad se inicia con el registro de las transacciones dinerarias del negocio en el libro diario. En este libro se van registrando o contabilizando todas las transacciones u operaciones dinerarias que se realicen en el negocio de manera cronológica, cada operación se registra en un asiento contable, el cual se caracteriza por tener una doble entrada, en la parte izquierda (debe) registramos el destino que se le da a los recursos procedentes de la operación dineraria que hemos realizado, y en la parte derecha (haber) registramos el origen de éstos.

2. Libro mayor

En segundo lugar pasamos a desarrollar el libro mayor, en donde registramos las operaciones que hemos registrado en el libro diario, pero con la diferencia de que cada operación la registramos en la sección que le corresponda a cada cuenta, por ejemplo, todas las operaciones correspondientes a la cuenta “clientes” que hayamos contabilizado en el libro diario, las agrupamos y las registramos en la sección correspondiente a la cuenta “clientes” del libro mayor.

3. El balance

En tercer lugar pasamos a elaborar el balance, para ello, calculamos los saldos de las cuentas contables registradas en el libro mayor que pertenezcan al balance, y el resultado de dichos saldos los registramos en el balance, en la columna izquierda registraremos los saldos de las cuentas de activo, y en la columna derecha, los saldos de las cuentas pertenecientes al pasivo y al patrimonio.

4. El estado de resultados

Y, por último, elaboramos el estado de resultados, para ello, igualmente iremos al libro mayor y calcularemos los saldos de las cuentas de ingresos y gastos, y los resultados de dichos saldos los registraremos en el estado de resultados.

Si quieres profundizar en el tema de la contabilidad, te recomendamos visitar este práctico curso introductorio, y si quieres profundizar aún más, te recomendamos este completo manual de contabilidad.

Fecha de publicación o de última actualización: 25-01-2012
47 Comentarios para “La contabilidad en un negocio”
  1. Tony carlos Cahuaza Amasifuen 11 junio 2014
  2. Bernie 5 septiembre 2013
  3. jesica escobedo 15 mayo 2013
  4. jesica escobedo 15 mayo 2013
  5. Bernie González 31 octubre 2012
  6. curso de contabilidad 24 octubre 2012
  7. maicol 30 marzo 2012

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *