Inteligencia espiritual en los negocios

Inteligencia espiritual es la capacidad que tiene una persona de conectarse con su espíritu o ser interior.

Mientras mayor sea la inteligencia espiritual de una persona mayor será su capacidad de trascender los problemas o las dificultades que se le presentan en la vida, así como las exigencias del ego tales como las de querer ser mejor que los demás y, por tanto, su sentido de tranquilidad, paz y bienestar.

inteligencia espiritual en los negocios

Hoy en día en donde el estrés es parte de nuestras vidas, sobre todo en el mundo de los negocios en donde la alta competencia y los constantes cambios del mercado constantemente nos generan ansiedad y tensión, se hace casi una necesidad tener una alta inteligencia espiritual.

Y por ello, en este artículo te presentamos 4 principios que al aplicarlos te ayudarán a aumentar tu inteligencia espiritual, y con ello a disfrutar de todos los beneficios que esta ofrece:

Practica la meditación

Practicar la meditación es lo primero que podemos hacer para aumentar nuestra inteligencia espiritual.

meditación

La práctica de la meditación nos permite aumentar nuestro sentido de tranquilidad, ser más tolerantes ante los problemas o las dificultades que se nos presentan, reaccionar mejor ante los momentos tensos, y aumentar nuestra energía, creatividad e intuición.

Existen diversas formas de meditar, pero una forma común consiste en sentarnos cómodamente con la espalda recta, cerrar los ojos, y enfocar nuestra atención en algo en el ambiente (por ejemplo, en el silencio) o en nosotros (por ejemplo, en nuestra respiración), siempre teniendo en cuenta el objetivo de la meditación que es el de reducir nuestros pensamientos.

Lo recomendable es empezar meditando unos 10 minutos todos los días temprano al despertar, y poco a poco ir aumentando el tiempo de meditación, teniendo en cuenta que mientras mayor sea este, mayores serán los beneficios que obtendremos.

Practicar la meditación no es una tarea sencilla toda vez que no es fácil reducir nuestros pensamientos con los que nos hemos identificado toda la vida; sin embargo, además de tomar en cuenta los beneficios que esta ofrece, existen algunos consejos que nos pueden ayudar a iniciarnos en su práctica.

Los siguientes son algunos consejos que te ayudarán a iniciarte en la práctica de la meditación:

  • toma un curso de meditación o busca un maestro de meditación: tomar un curso de meditación o buscar un maestro de meditación te permitirá obtener suficiente motivación como para iniciarte en su práctica, pero además te permitirá aprender bien la técnica.
  • prueba varias técnicas de meditación: si con una técnica de meditación sientes que no obtienes los resultados esperados, prueba con otras hasta encontrar la indicada, teniendo en cuenta que existen varias técnicas cuyos resultados varían de persona en persona.
  • practica la consciencia plena: si se te hace difícil practicar la meditación, prueba empezar practicando la consciencia plena o mindfulness (la cual veremos a continuación), la cual es más fácil de practicar y nos permite obtener casi los mismos resultados.

Practica la consciencia plena

Otra forma de aumentar nuestra inteligencia espiritual consiste en practicar la consciencia plena.

mindfulness

La consciencia plena (también conocida como mindfulness) es en realidad una forma de meditación en el sentido de que implica enfocar nuestra atención en algo con el fin de reducir nuestros pensamientos, pero a diferencia de una meditación tradicional, se puede realizar en todo momento siempre que no tengamos que utilizar nuestra mente.

La práctica de la consciencia plena nos permite obtener casi los mismos beneficios de la meditación, pero además nos permite vivir el momento presente y así disfrutar plenamente de este, además de lograr una mayor eficiencia en lo que estemos haciendo al momento de practicarla.

Para practicar la consciencia plena debemos enfocar nuestra atención en algo en el ambiente (por ejemplo, en un paisaje) o en nosotros (por ejemplo, en nuestras emociones) sin interpretar o juzgar, sino simplemente adoptando una posición de observador, siempre teniendo en cuenta el objetivo de la consciencia plena que es el de acallar la mente.

Tal como en el caso de la meditación, practicar la consciencia plena no es una tarea sencilla ya que no es fácil acallar la mente; sin embargo, solo es cuestión de practicarla cada vez que nos acordemos de hacerlo, hasta que poco a poco se convierta en parte de nuestras vidas.

Los siguientes son algunos ejemplos de cómo practicar la consciencia plena:

  • al caminar enfócate progresivamente en partes de tu cuerpo, por ejemplo, primero en tus pies, luego en tus piernas, y así hasta llegar a tu cabeza; luego en tu cuerpo entero, y luego en tu cuerpo y al mismo tiempo en algo en el ambiente.
  • al comer algo enfócate en la textura del alimento, en el sonido que surge al masticarlo, y en cómo pasa por tu garganta y esófago, sin interpretar si es rico o está frío o caliente, sino simplemente sintiendo la experiencia de comerlo.
  • al tomar una ducha enfócate en el agua cubriendo tu cabeza, esparciéndose en tu cuerpo y bajando por tus pies, y en cómo hace contacto con tu cuerpo, sin juzgar si está fría o caliente, sino simplemente sintiendo la experiencia de bañarte.

Controla el ego

Una característica de las personas con alto coeficiente de inteligencia espiritual es que tienen un buen control de su ego.

ego

Al controlar el ego dejamos de preocuparnos por lo que digan o piensen los demás de nosotros, de agotar nuestra energía en compararnos o querer ser mejores que los demás, y de buscar reconocimiento o admiración, y enojarnos o sentirnos mal cuando no los obtenemos.

Pero además, al controlar el ego proyectamos humildad y generamos confianza ante nuestros trabajadores, a diferencia de alguien con un ego elevado que suele proyectar arrogancia y generar miedo, tensión y desconfianza.

Controlar el ego no significa que nos esforzamos por erradicarlo de nuestras vidas, sino que lo aceptamos como algo en nosotros, pero ya no dejamos que sea este quien determine nuestros actos y decisiones, o cómo nos sentimos en un determinado momento.

Controlar el ego suele ser una tarea difícil, sobre todo en el mundo de los negocios en donde siempre se nos enseña a ser mejores que los demás para tener éxito; sin embargo, además de tomar en cuenta sus beneficios existen algunos consejos que nos pueden ayudar con esta tarea.

Los siguientes son algunos consejos que te ayudarán a controlar el ego:

  • practica la meditación y la consciencia plena: la práctica de la meditación y la consciencia plena nos ayuda a controlar el ego ya que a través de estas reducimos los pensamientos provenientes del ego, nos encontramos con nuestro verdadero ser, y somos conscientes de nuestra conexión con todos los demás.
  • sé consciente de que todos vamos a morir: sé consciente de que la muerte es inminente, y de que a la luz de esta no tiene sentido desperdiciar nuestro tiempo en querer ser mejores que los demás, o enfadarnos o sentirnos mal cuando alguien nos ofende, habla o piensa mal de nosotros.
  • estate alerta a su aparición: estate alerta a su aparición, y en cuanto seas consciente de esta (por ejemplo, cuando de pronto te sorprendes criticando o hablando mal de alguien, o alardeando de tus logros ante los demás) simplemente obsérvalo hasta que desaparezca.

Ten desapego

Otra característica de las personas con un alto coeficiente de inteligencia espiritual es que tienen un alto sentido de desapego.

desapego

Al tener desapego dejamos de forzar las cosas para que sean como queremos que sean, y dejamos de lamentarnos y sufrir cuando no alcanzamos nuestras metas u obtenemos los resultados esperados; pero además, paradójicamente, atraemos hacia nosotros las situaciones y las personas que nos ayudan lograr lo que queremos.

Tener desapego no significa que dejamos de ponernos metas y esforzarnos por alcanzarlas, sino que aún seguimos haciendo ello, pero ya no nos preocupamos por los resultados, ni nos lamentamos cuando estos no son como esperábamos.

Tener desapego tampoco significa que dejamos de intentar tener éxito o dinero, sino que aún seguimos buscándolos con el fin de poder vivir con comodidad y darnos nuestros gustos de vez en cuando, pero ya no estamos obsesionados con estos.

Tal como en el caso del control del ego, tener desapego suele ser una tarea difícil, sobre todo en el mundo de los negocios en donde si uno deja de ser competitivo los competidores no solo lo pueden superar sino también sacar del mercado; sin embargo, además de tomar en cuenta sus beneficios existen algunos consejos que nos pueden ayudar con esta tarea.

Los siguientes son algunos consejos que te ayudarán a tener desapego:

  • practica la meditación y la consciencia plena: la práctica de la meditación y la consciencia plena nos ayuda a tener desapego ya que nos permite dejar de preocuparnos por el pasado y el futuro, y vivir el momento presente; y a acallar nuestra mente y los deseos que surgen en esta.
  • sé consciente de que todos vamos a morir: sé consciente de que la muerte es inminente, y de que a la luz de esta no tiene sentido obsesionarnos por alcanzar metas, tener prestigio o acumular cosas que al final no nos las vamos a llevar con nosotros.
  • sé consciente de que todo es efímero: sé consciente de que todo en la vida, ya sea bueno o malo es efímero, por ejemplo, el éxito, del cual nada nos asegura que durará por mucho tiempo, o la satisfacción de haber conseguido algo, la cual en poco tiempo suele transformarse en una nueva necesidad o deseo.

Tags relacionados:

Fecha de publicación o de última actualización: 12-12-2016
4 Comentarios para “Inteligencia espiritual en los negocios”
  1. martha helena 27 diciembre 2016
  2. Canela Marketing 20 diciembre 2016
  3. enrique ramirez 15 diciembre 2016
  4. Leticia 13 diciembre 2016

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *