Consejos para ahorrar dinero

Ahorrar, en términos de finanzas personales, consiste en el acto de reservar o guardar parte de nuestro dinero para un uso futuro, ya sea para usarlo en alguna emergencia, para darnos algún gusto, para invertirlo, para usarlo en tiempos de crisis, para usarlo en nuestro retiro, etc.

A continuación les presentamos una recopilación de los 5 mejores consejos sobre el ahorro de dinero:

Gastar menos

Este consejo que parece obvio, pero que en realidad es el primer consejo a tener en cuenta si de verdad queremos ahorrar, significa ser conscientes en qué gastamos nuestro dinero, y buscar siempre la manera de gastar menos o, en todo caso, dejar de gastar dinero en algunas cosas.

consejos para ahorrar dinero

Un método que nos puede servir de ayuda para aplicar este consejo, consiste en elaborar un presupuesto personal o familiar, que nos permita conocer cuáles son las partidas en las cuáles gastamos más, y analizar si podemos gastar menos en ellas o, en todo caso, sacarlas de nuestro presupuesto.

Podríamos estar gastando mucho, por ejemplo, en suscripciones a diarios o revistas que no siempre leemos, en cafés que compramos constantemente, en cigarros que perjudican nuestra salud, en libros que podemos conseguir prestados en la biblioteca, etc.

Buscar formas de gastar menos también podría implicar comprar algunos artículos usados en vez de nuevos, comer en casa en vez de comer fuera, buscar siempre ofertas o descuentos (siempre asegurándose de que sean reales), tomarnos nuestro tiempo y buscar siempre los lugares en dónde podemos comprar los productos al menor precio (para ello podemos, por ejemplo, comparar precios en Internet), comprar al por mayor o en cantidad (y, de ese modo, aprovechar los descuentos por cantidad), etc.

Una vez que seamos conscientes en qué estamos gastando nuestro dinero, y estemos permanentemente buscando la manera de gastar menos, nos iremos convirtiendo en expertos y realmente empezaremos a ahorrar.

Consumir o usar menos

Este consejo es una variación del primero, consiste en consumir o utilizar menos los productos o servicios que solemos usar; por ejemplo, usar menos shampoo, usar menos crema dental, usar menos detergente, consumir menos electricidad o energía (por ejemplo, apagando las luces que no necesitemos, comprando focos ahorradores, apagando el televisor o la computadora cuando no las estemos usando), consumir menos agua (por ejemplo, arreglando los goteros, duchándonos en vez de bañarnos), etc.

Consumir o usar algo en menor cantidad, podría no significar mucho como ahorro, pero si sumamos todos los pequeños ahorros que podemos hacer al utilizar este consejo, realmente podríamos llegar a ahorrar una suma significativa de dinero.

Hacer un presupuesto

Una forma efectiva de ahorrar es elaborando un presupuesto personal, el cual consiste en un documento en donde señalamos los futuros ingresos y egresos que vamos a tener en el mes, y la diferencia entre éstos.

El presupuesto familiar nos permitirá identificar las áreas o partidas en las cuales estamos gastando demasiado, o aquellas en las cuales que podríamos reducir gastos o, en todo caso, eliminarlas de nuestro presupuesto; asimismo, nos permitirá conocer la diferencia que existe entre los ingresos y egresos y, de ese modo, poder determinar un monto que podamos reservar como ahorro.

Reservar un monto como ahorro

Este consejo consiste en adquirir el hábito de poner o destinar cada mes un determinado monto producto de nuestros ingresos, en una bolsa de ahorro.

Podemos empezar con destinar un pequeño monto, e ir aumentando su cantidad conforme aumenten nuestros ingresos.

Para determinar el monto a destinar como ahorro, podemos ayudarnos de nuestro presupuesto personal. Lo recomendable es que represente un mínimo del 10% del total de nuestros ingresos mensuales.

Es recomendable también depositar dicho monto en una cuenta de ahorros en el banco, de modo que lo tengamos en un lugar seguro, no nos sintamos tentados a sacar dinero de ella y, de paso, podamos ganar algunos intereses.

Para usar este consejo debemos ser disciplinados y reservar siempre dicho monto pase lo que pase. El adquirir este hábito y el observar como van aumentando nuestros ahorros, nos motivará a ahorrar más, y a buscar nuevos ingresos que nos permiten aumentar la cantidad del monto destinado como ahorro.

Evitar las deudas

Algunas deudas podrían ser de gran ayuda tal como la deuda de una hipoteca, o la deuda necesaria para crear o hacer crecer un negocio; pero para ahorrar, debemos procurar siempre tener la menor cantidad de deudas posible. Debemos procurar comprar después de obtener el dinero, y no comprar y después obtenerlo.

La primera deuda que debemos evitar es la que genera el uso de tarjetas de crédito, que suele ser la deuda que mayor costo posee (la que presenta mayores tasas de interés). Debemos tener en cuenta que las tarjetas de créditos son para ser usadas en caso de emergencia o ante alguna oportunidad que se presente, y no para ser usadas constantemente en compras ordinarias.

El uso de tarjetas de crédito puede darnos una satisfacción momentaria, pero luego pueden traernos grandes problemas. Lo recomendable es cortar todas las tarjetas de crédito, o al menos mantener solo una, la que presente los costos más bajos y las condiciones de pago más convenientes.

Entonces, el primer paso para usar este consejo es procurar liquidar todas nuestras deudas lo más antes posible, y luego, procurar siempre comprar al contado, salvo algunas ocasiones como, por ejemplo, al momento de adquirir una buena inversión.

Fecha de publicación o de última actualización: 08-01-2014
73 Comentarios para “Consejos para ahorrar dinero”
  1. nicole escalante 8 diciembre 2013
  2. Consejos para ahorrar 14 mayo 2013
  3. Mario 21 noviembre 2012

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *