Cómo posicionar una marca

Posicionamiento de marca hace referencia al lugar que ocupa una marca o producto en la mente de los consumidores, en relación con las marcas o productos de la competencia.

Posicionar nuestra marca en la mente de los consumidores nos permite que éstos la tengan siempre presente cuando vayan a adquirir nuestro tipo de producto y que, por tanto, haya más probabilidades de que nos elijan antes que a la competencia.

Incluso, aún cuando se trate de consumidores que nunca hayan adquirido nuestro tipo de producto, un buen posicionamiento de marca nos permite que en cuanto surja en ellos la necesidad por adquirirlo, asocien inmediatamente dicha necesidad con nuestra marca o producto.

cómo posicionar una marca

Veamos a continuación cómo posicionar una marca en cuatro pasos:

1. Definir mercado objetivo

El primer paso para posicionar nuestra marca consiste en definir claramente cuál será nuestro mercado objetivo, es decir, definir claramente cuál será el mercado hacia el cual nos vamos a dirigir.

Para una mayor eficacia a la hora de posicionar nuestra marca, debemos evitar dirigirnos a “todo el mundo”, y más bien segmentar el mercado y seleccionar de entre todos los mercados resultantes aquél que nos sea más atractivo para incursionar.

Seleccionar y definir nuestro mercado objetivo nos permitirá conocer mejor al consumidor que lo conforma, especializarnos en éste, y diseñar nuestras estrategias de posicionamiento en base a sus características.

2. Determinar atributos o beneficios a resaltar

Para posicionar nuestra marca debemos resaltar en nuestra publicidad uno o más atributos o beneficios principales que posea nuestro producto, y que queramos que sean asociados con nuestra marca o producto por los consumidores.

Para determinar dichos atributos o beneficios, debemos tomar en cuenta al consumidor que conforma nuestro mercado objetivo; por ejemplo, podríamos resaltar nuestros precios bajos si se trata de un consumidor sensible a los precios.

Sin embargo, antes que resaltar atributos, es más efectivo resaltar beneficios; por ejemplo, si se trata de un consumidor que busca ante todo estatus, podríamos destacar el estatus que brinda nuestro producto a quien lo posea.

3. Ubicar atributos o beneficios en la competencia

La clave del posicionamiento es que nuestra marca o producto se distinga de las marcas o productos de la competencia en la mente de los consumidores.

Por lo que al momento de determinar los atributos o beneficios que vamos a resaltar en nuestra publicidad, además del consumidor que conforma nuestro mercado objetivo, debemos también tomar en cuenta nuestra competencia.

Debemos elegir atributos o beneficios que no estén firmemente asociados a las marcas o productos de nuestros competidores, y que más bien nos permitan diferenciarnos y distinguirnos de éstos, y sean el motivo por el cual los consumidores nos elijan a nosotros antes que a ellos.

4. Incluir atributos o beneficios en la publicidad

El último paso para posicionar nuestra marca consiste en incluir en nuestra publicidad los atributos o beneficios que queremos resaltar.

Por ejemplo, si queremos resaltar nuestro buen servicio al cliente y nuestros precios bajos, debemos incluir y destacar estos atributos en la información mostrada en nuestra página web.

Pero sobre todo, debemos incluir los atributos o beneficios elegidos en nuestro eslogan o lema publicitario; por ejemplo, si queremos resaltar la calidad y el bajo precio de nuestro producto, nuestro eslogan podría ser: “la mejor calidad al menor precio”.

Fecha de publicación o de última actualización: 23-08-2012
1 Comentario para “Cómo posicionar una marca”

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *