Cómo obtener un préstamo para mi negocio

Cuando el número de clientes empieza a aumentar y de pronto nos damos cuenta de que estamos llegando al límite de nuestra capacidad, y de que no contamos con el capital suficiente como para poder aumentarla, básicamente tenemos dos opciones: o dejamos de aceptar más pedidos o buscamos un préstamo.

Puede que la segunda opción implique cierto riesgo, pero si queremos aumentar nuestras ventas, evitar que nuestros clientes nos dejen y se vayan a la competencia y, en general, hacer crecer nuestro negocio, buscar un préstamo es el camino a tomar.

cómo obtener un prestamo para mi negocio

Para evitar el riesgo que implica adquirir un préstamo en primer lugar debemos determinar a cuánto asciende el monto que vamos a necesitar, y luego, asegurarnos de que vamos a estar en condiciones de poder pagar la deuda.

Para conseguir un préstamo lo primero que podemos hacer es acudir a familiares o amigos, los cuales podrían otorgárnoslo si son conscientes de nuestra capacidad y responsabilidad, con la ventaja de que, por lo general, no nos pedirán pagar intereses ni devolver el dinero tan prontamente.

Sin embargo, si nuestros familiares o amigos no nos pueden prestar el dinero que necesitamos para nuestro negocio, o simplemente no queremos incomodarnos, debemos acudir a un banco o entidad financiera.

Para buscar bancos o entidades financieras podemos recurrir a Internet, mientras que para decidirnos por una alternativa, debemos considerar los siguientes factores:

  • los requisitos que nos piden: además de estar constituidos legalmente, para otorgarnos un préstamo podrían pedirnos contar con determinada experiencia en el mercado (por lo general, nos pedirán como mínimo seis meses a un año de experiencia), garantías, etc.
  • el costo del préstamo: antes que tomar en cuenta la tasa de interés, debemos tomar en cuenta el costo total del préstamo, el cual además de la tasa de interés incluye otros costos adicionales tales como comisiones por mantenimiento. Obviamente, mientras menor sea costo del préstamo mejor.
  • el plazo del préstamo: el periodo de tiempo que nos da el banco o entidad financiera para devolver el préstamo y pagar los intereses. Por lo general, mientras mayor sea plazo mejor, pues las cuotas a pagar serán menores; aunque mientras menor sea el plazo, menor será la tasa de interés.
  • las cuotas a pagar: los montos que debemos pagar periódicamente para ir devolviendo el préstamo e ir pagando los intereses. Además del monto del préstamo, el costo y el plazo, las cuotas estarán determinadas por el método de amortización que utilice la institución financiera.
  • la posibilidad de cancelar la deuda con anticipación: algo que también podemos tomar en cuenta es si nos dan la posibilidad de poder realizar pagos adicionales con el fin de reducir la deuda, o de poder cancelarla con anticipación al plazo acordado y así poder reducir el pago de intereses.
  • la institución financiera en así: por último, también debemos tomar en cuenta a la institución financiera en sí, por ejemplo, su reputación, su experiencia en el mercado, su atención al cliente, su capacidad para atener nuestras consultas, su rapidez para evaluarnos y otorgarnos el préstamo, etc.

Una vez que hayamos elegido un banco o entidad financiera, debemos hallar las cuotas que vamos a pagar cada mes por el préstamo adquirido (información que la institución financiera nos puede y debe brindar), y luego, teniendo en cuenta las proyecciones de ingresos y egresos de nuestro negocio, debemos evaluar si con los ingresos que vamos a generar, vamos a poder pagar las cuotas.

En caso de concluir que seremos capaces de poder pagar las cuotas, acudimos al banco o entidad financiera y solicitamos el préstamo, el cual nos será entregado luego de que nos evalúen.

El motivo de la evaluación básicamente será determinar si somos sujetos a crédito (si no estamos clasificados como clientes morosos), y si tenemos capacidad de endeudamiento (si estamos en condiciones de pagar la deuda).

Para ello, además de preguntarnos sobre nuestro negocio y sobre en qué vamos a emplear el dinero que necesitamos, el banco o entidad financiera podría solicitarnos lo siguiente:

  • estados financieros históricos y proyectados (especialmente el flujo de caja proyectado).
  • declaración de impuestos.
  • relación de principales clientes.
  • relación de principales proveedores.
  • garantías (si fuera el caso).
  • plan de negocios (si fuera el caso).

Finalmente, es cuestión de simplemente esperar a que el banco o entidad financiera nos evalúe y mida el riesgo de otorgarnos el préstamo y que, de acuerdo a ello, decida o no aprobarnos el crédito y entregarnos el dinero que necesitamos para nuestro negocio.

Fecha de publicación o de última actualización: 02-04-2012
23 Comentarios para “Cómo obtener un préstamo para mi negocio”
  1. MANUEL 20 marzo 2014
  2. norma 19 septiembre 2013
  3. Elizabeth 5 junio 2013
  4. Sr Ehi Cole 1 junio 2013
  5. ramiro morales 26 diciembre 2012
    • Jessica Oviedo 29 abril 2013
      • carla 5 diciembre 2013

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *