Cómo llevar una vida saludable

Un requisito indispensable para tener éxito en los negocios es llevar una vida saludable, ya que solo así es posible tener la suficiente energía y vitalidad como para realizar todas las tareas y actividades que implican iniciar y sacar adelante uno.

Llevar una vida saludable nos permite tener esta energía y vitalidad, pero además nos permite tener una mayor resistencia física y mental (necesaria, por ejemplo, para realizar trabajos de concentración por más tiempo), mantenernos sanos y tener menos posibilidades de contraer alguna enfermedad, y adquirir una sensación de paz y bienestar.

cómo llevar una vida saludable

Los siguientes son los principales requisitos que debemos cumplir para poder llevar una vida saludable:

Tener buenos hábitos alimenticios

Tener buenos hábitos alimenticios es el primer requisito que debemos cumplir para poder llevar una vida saludable.

tener buenos hábitos alimenticios

Al tener buenos hábitos alimenticios nuestro organismo absorbe mejor los nutrientes que se encuentran en los alimentos (proporcionándonos así más energía) y, por otro lado, evitamos que emplee energía extra en la digestión (lo cual nos ocasionaría cansancio y pesadez).

Pero además de ello, al tener buenos hábitos alimenticios evitamos que nuestro organismo se llene de toxinas, lo cual nos pondría en riesgo de contraer alguna enfermedad, además de causarnos estrés.

Los siguientes son los principales hábitos alimenticios que debemos adoptar para poder llevar una vida saludable:

  • tener una alimentación balanceada y sana: tener una alimentación balanceada y sana significa tener una alimentación que incluya alimentos procedentes de todos los grupos alimenticios (lo cual nos permite proporcionarle a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita); pero en donde se le dé preferencia a los alimentos saludables tales como las verduras, las frutas y los cereales, y se evite en lo posible los alimentos que contengan demasiadas toxinas tales como las carnes rojas y el alcohol, y los alimentos altos en grasas, azúcar y sal.
  • comer varias veces al día y no mucho por vez: al comer varias veces al día (unas 4, 5 o 6 veces) nuestro organismo realiza una mejor digestión y, por tanto, absorbe mejor los nutrientes que se encuentran en los alimentos; y al no comer mucho por vez (no comer hasta sentirse lleno), además de permitirnos comer más veces al día, evitamos que nuestro organismo emplee energía extra en la digestión (lo cual nos ocasionaría cansancio y pesadez), y se llene de toxinas.
  • comer despacio y masticar bien los alimentos: cuando comemos despacio y masticamos bien los alimentos nuestro organismo realiza una buena digestión y, por tanto, absorbe mejor los nutrientes que se encuentran en los alimentos; pero en cambio, cuando comemos rápido y no masticamos bien los alimentos, nuestro organismo emplea energía extra en la digestión y, como consecuencia de ello, nos sentimos pesados y cansados.
  • comer poco en las noches y por lo menos dos horas antes de dormir: al dormir nuestro cuerpo tiene la función de limpiar el organismo de toxinas y otras impurezas, por lo que si comemos mucho en las noches (especialmente alimentos que dificultan la digestión tales como las carnes rojas y los dulces) o comemos poco antes de dormir, lo hacemos emplear energía en la digestión en vez de hacerlo en la limpieza interna y, como consecuencia de ello, dormimos mal y nos despertamos pesados y cansados.

ícono idea

Nota: para evitar comer mucho en cada comida sírvete siempre una pequeña porción de alimentos, come solo hasta que empieces a dejar de sentirte liviano y más bien empieces a sentirte lleno o pesado, o toma una pausa más o menos al final de cada comida, y presta atención a tu cuerpo a ver si realmente quiere seguir comiendo.

Hacer ejercicio con regularidad

Otro requisito importante para poder llevar una vida saludable es hacer ejercicio físico con regularidad.

hacer ejercicio con regularidad

Al hacer ejercicio físico con regularidad nos llenamos de energía, tenemos mayor resistencia física y mental, limpiamos nuestro organismo de toxinas y otras impurezas a través del sudor, liberamos tensiones, despejamos nuestra mente de preocupaciones o pensamientos negativos, y adquirimos una sensación de paz y bienestar.

Muchas personas evitan hacer ejercicio debido a que lo consideran como algo que requiere mucho esfuerzo y tiempo, pero lo cierto es que existen varias formas de hacer ejercicio dentro de las cuales algunas apenas requieren un poco de esfuerzo y unas cuantas horas a la semana para poder obtener todos los beneficios que el ejercicio regular ofrece.

Las siguientes son algunas formas de hacer ejercicio que podemos adoptar:

  • practicar algún deporte: practicar algún deporte como, por ejemplo, natación, tenis, fútbol o cualquier otro que implique actividad física es una forma efectiva de hacer ejercicio que además de proporcionarnos todos los beneficios que el ejercicio regular ofrece, nos proporciona energía extra cuando practicamos uno que nos gusta, y estamos constantemente motivados en ser mejores cada día.
  • acudir a un gimnasio: acudir a un gimnasio, siempre y cuando hagamos en él ejercicio aeróbico (por ejemplo, aeróbicos o spinning), y no solo ejercicio anaeróbico (por ejemplo, levantamiento de pesas), es otra forma efectiva de hacer ejercicio que igualmente nos proporciona energía extra cuando estamos constantemente motivados en mejorar nuestro estado físico y apariencia física.
  • correr o trotar: correr o trotar con regularidad es otra forma efectiva de hacer ejercicio que no necesariamente implica que tengamos que salir a correr o trotar a la calle y en las mañanas como se suele acostumbrar, sino que también podemos correr o trotar en algún gimnasio o en nuestra casa con la ayuda de una corredora o trotadora, y a cualquier hora del día.
  • caminar: caminar también es otra forma de hacer ejercicio que podemos adoptar si practicar algún deporte, acudir a un gimnasio o correr o trotar se nos hace difícil, aunque para poder obtener todos los beneficios que el ejercicio regular ofrecer, es necesario caminar por lo menos media hora todos o casi todos los días.

ícono idea

Nota: cuando sientas tensión, ansiedad, ira o cualquier otra emoción negativa, hacer un poco de ejercicio puede ayudarte a aliviar la tensión y a despejar la preocupación o el pensamiento negativo que la ocasiona. Basta con que hagas algo de ejercicio en casa, salgas a correr o simplemente salgas a dar una caminata.

No fumar

Otro requisito fundamental para poder llevar una vida saludable, y así poder obtener todos los beneficios que ello conlleva, es no fumar.

no fumar

Fumar nos causa fatiga debido a la gran cantidad de toxinas que ingerimos cuando lo hacemos, afecta nuestro sistema nervioso, y no solo es perjudicial para nuestra salud pudiendo ocasionarnos enfermedades respiratorias y cardiovasculares, sino que también es perjudicial para la salud de las personas que nos rodean.

En caso de fumar con regularidad, dejar de hacerlo no es una tarea fácil; sin embargo, además de tomar en cuenta que el simple acto de dejar de fumar podría hacer más por nuestra salud que cualquier otra medida que pudiéramos tomar, existen algunos métodos para dejar de fumar que podemos considerar.

Los siguientes son algunos métodos para dejar de fumar:

  • tomar medicamentos para dejar de fumar: un método efectivo para dejar de fumar consiste en tomar medicamentos que nos ayudan a reducir el placer que experimentamos al fumar y, por tanto, nuestro deseo de hacerlo. Estos medicamentos han demostrado su efectividad a través de varios estudios; sin embargo, suelen presentar varios síntomas secundarios, por lo que solo debemos tomarlos con prescripción médica.
  • hacer una terapia de reemplazo de nicotina: otro método efectivo para dejar de fumar consiste en hacer una terapia de reemplazo de nicotina, la cual consiste en el uso o consumo de parches, gomas de mascar, caramelos o inhaladores que al contener nicotina nos ayudan a reducir nuestro deseo por consumir la nicotina que tienen los cigarros (la cual suele ser la causante de la dependencia) y, por tanto, nuestro deseo de fumar.
  • practicar la meditación: otro método efectivo para dejar de fumar, aunque siempre y cuando lo hagamos de manera regular y a consciencia, consiste en practicar la meditación, la cual nos ayuda a dejar de fumar ya que nos ayuda a reducir la ansiedad y el nerviosismo, los cuales suelen ser los principales motivos por los que una persona decide encender un cigarro.

ícono idea

Nota: además de fumar, tanto o más perjudicial para nuestra salud es el consumo de otros tipos de drogas tales como la marihuana, la cocaína y la heroína, las cuales igualmente nos llenan de toxinas, afectan nuestro sistema nervioso, y nos ponen en riesgo de contraer enfermedades.

Dormir bien

Otro requisito indispensable para poder llevar una vida saludable y, por tanto, una vida llena de energía y vitalidad, es dormir bien.

dormir bien

Cuando dormimos bien nuestro cuerpo recupera energías agotadas en el día y libera tensiones y, como consecuencia de ello, nos levantamos descansados y con energía; pero en cambio, cuando dormimos mal o poco nuestro organismo no llega a recuperar energías ni a liberar tensiones y, como consecuencia de ello, nos levantamos cansados y durante el día estamos con sueño, nerviosos e irritables.

Debido al mundo ajetreado en el que vivimos en donde siempre tenemos cosas que hacer y las preocupaciones son parte de nuestro día a día dormir bien no siempre es algo sencillo; sin embargo, no es algo que no podamos lograr si además de tomar en cuenta sus beneficios seguimos algunos consejos.

Los siguientes son algunos consejos para dormir bien:

  • establecer un horario para dormir: establecer un horario para dormir (por ejemplo, uno en donde nos acostemos a las 11 de la noche y nos levantemos a las 7 de la mañana), y cumplirlo a como dé lugar por más cansados o con sueño que estemos, nos ayuda a que con el tiempo, llegada la hora de dormir, conciliemos fácilmente el sueño.
  • comer poco en las noches y por lo menos dos horas antes de dormir: cuando comemos mucho en las noches (sobre todo alimentos que dificultan la digestión tales como las carnes rojas y los dulces), o comemos poco antes de dormir, dificultamos nuestra digestión y, como consecuencia de ello, se nos hace difícil conciliar el sueño.
  • no ver televisión, ni utilizar la computadora por lo menos una hora y media antes de dormir: ver televisión (sobre todo películas o series de acción), utilizar la computadora, e incluso ver la pantalla del teléfono móvil aumentan nuestra adrenalina y, por tanto, nos impiden conciliar el sueño.
  • escuchar audios relajantes: escuchar audios relajantes tales como audios de meditación guiada, audios con sonidos de la naturaleza, melodías suaves o música relajante nos ayudan a relajarnos y, por tanto, a conciliar el sueño.
  • hacer una lista de cosas por hacer: una de las causas de la falta de sueño es la preocupación por las cosas que tenemos que hacer, por lo que una forma de conciliar el sueño es hacer una lista de cosas por hacer o pendientes para el día siguiente, ya que así vaciamos nuestra mente y dejamos las preocupaciones para otro día, además de que el mismo acto de escribir nos ayuda a relajarnos.

ícono idea

Nota: tan perjudicial como no dormir bien puede también llegar a serlo dormir demasiado, ya que el dormir demasiado con el tiempo nos hace sentir lentos y cansados, y hasta nos pone en riesgo de contraer alguna enfermedad. Lo recomendable es dormir unas 7 u 8 horas, aunque en algunas personas su cuerpo podría requerir más o menos horas.

Practicar la meditación

Una forma efectiva de llevar una vida saludable es practicar la meditación con regularidad.

practicar la meditación

Al practicar la meditación con regularidad nos llenamos de energía, nos sentimos más tranquilos y serenos, reaccionamos mejor ante los momentos tensos, y adquirimos una sensación de paz y bienestar.

Existen diversas técnicas de meditación, pero en general, para meditar debemos buscar un lugar tranquilo en donde hacerlo, sentarnos en un asiento cómodo con la espalda recta, cerrar los ojos, y enfocar nuestra atención en algo que nos ayude a reducir nuestros pensamientos tal como, por ejemplo, nuestra respiración, un mantra o una parte de nuestro cuerpo.

Debido al mundo ajetreado en el que vivimos en donde siempre tenemos cosas que hacer y nuestra mente siempre está ocupada en algo, meditar no es una tarea fácil; sin embargo, no es algo que no podamos lograr si además de tomar en cuenta todos los beneficios que ofrece, ponemos en práctica algunos consejos.

Los siguientes son algunos consejos que nos ayudarán a practicar la meditación:

  • asistir a un taller o buscar un maestro de meditación: adquirir la disciplina necesaria para meditar es más fácil cuando asistimos a un taller o buscamos un maestro de meditación, ya que ello nos permite tener a alguien que esté pendiente de nuestros avances y, por tanto, nos motive; pero además, que nos enseñe bien la técnica necesaria para meditar y nos ayude a dominarla.
  • probar varias técnicas de meditación: si con la primera técnica de meditación que probamos no obtenemos los resultados esperados, antes de desanimarnos y abandonar su práctica, debemos probar otras técnicas hasta encontrar la indicada, teniendo en cuenta que existen varias técnicas de meditación cuyos resultados varían de persona en persona.
  • empezar poco a poco: si nunca antes hemos practicado la meditación, no debemos intentar meditar por una hora porque lo más probable es que terminemos por abandonar rápidamente su práctica. Lo recomendable es empezar poco a poco, por ejemplo, empezar meditando 5 minutos al día, luego 10, luego 20, y así hasta que nos acostumbremos a su práctica.

ícono idea

Nota: una técnica de meditación que cada día capta más adeptos debido a su facilidad y efectividad es el mindfullnes, el cual básicamente consiste en enfocar nuestra atención en algo que nos ayude a reducir nuestros pensamientos, en todo momento del día siempre que no estemos utilizando nuestra mente.

Evitar tener emociones negativas

Finalmente, otro requisito para poder llevar una vida saludable es evitar tener emociones negativas tales miedo, preocupación, ansiedad e ira.

evitar tener emociones negativas

Las emociones negativas no solo nos agotan energéticamente sino que también nos quitan tranquilidad, nos hacen más propensos a reaccionar negativamente ante los momentos tensos, nos hacen menos tolerantes ante los demás, y nos ponen en mayor riesgo de contraer enfermedades.

Evitar tener emociones negativas no es una tarea sencilla, sobre todo si estas han sido parte de nuestras vidas desde hace bastante tiempo; sin embargo, no es algo que no podamos lograr si además de considerar lo perjudicial que estas pueden ser para nuestra salud, tomamos en cuenta algunas formas de evitarlas.

Las siguientes son algunas formas de evitar tener emociones negativas:

  • confiar: confiar, ya sea en nosotros mismos, en nuestra capacidad, en que las cosas nos irán bien, o en que algo superior a nosotros nos ayudará es una forma efectiva de evitar tener emociones negativas ya que al confiar dejamos de tener pensamientos negativos tales como “siempre fracaso”, “seguro me irá mal” o “seguro cometeré algún error”, que son los que en realidad nos generan estas emociones.
  • desapegarse: desapegarse, ya sea del resultado de algo, de lo que nos pueda pasar o de algo que queremos es otra forma efectiva de evitar tener emociones negativas ya que al desapegarnos dejamos de obsesionarnos o preocuparnos en demasía por conseguir algo, por perder algo, porque nos pueda pasar algo, o por lo que puedan decir o pensar otras personas de nosotros.
  • practicar la meditación: practicar la meditación, siempre y cuando lo hagamos con regularidad y a consciencia, es otra forma efectiva de evitar tener emociones negativas ya que al practicar la meditación nos llenamos de energía y optimismo, nos volvemos más tranquilos y serenos, reaccionamos mejor ante los momentos tensos, y aprendemos a controlar los pensamientos negativos.
  • respirar correctamente: respirar correctamente (inhalar aire profundamente por la nariz, llenar de aire no solo la parte de arriba de los pulmones sino también la parte media e inferior, y expulsar el aire lentamente) en todo momento es otra forma de evitar tener emociones negativas ya que al respirar correctamente incrementamos la afluencia de oxígeno al cerebro y, por tanto, nos sentimos más tranquilos y relajados.

ícono idea

Nota: además de las formas mencionadas, existen varias otras formas de evitar tener emociones negativas, entre las que podemos mencionar tener una alimentación sana, hacer ejercicio con regularidad, dormir bien, y tener equilibrio en nuestra vida (por ejemplo, equilibrar trabajo con descanso y, por lo tanto, evitar trabajar en demasía).

Tags relacionados:

Fecha de publicación o de última actualización: 04-04-2017
1 Comentario para “Cómo llevar una vida saludable”
  1. ERNESTO 7 abril 2017

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *