Cómo evaluar un proyecto de inversión

Cada vez que estamos por crear una empresa, desarrollar un nuevo producto, abrir una nueva sucursal, adquirir nueva maquinaria, incursionar en un nuevo mercado, o ingresar en un nuevo rubro de negocio, es necesario evaluar estos proyectos con el fin de conocer su viabilidad, o poder compararlos con otros proyectos y así poder elegir al más atractivo.

Veamos a continuación los principales métodos para evaluar un proyecto de inversión:

Retorno sobre la inversión (ROI)

El índice de retorno sobre la inversión (ROI por sus siglas en inglés) es un indicador financiero que nos permite medir la rentabilidad de un proyecto, es decir, la relación que existe entre las utilidades proyectadas y la inversión.

cómo evaluar un proyecto de inversión

La fórmula del ROI es:

ROI = (Utilidades / Inversión) x 100

Si el ROI es positivo el proyecto es rentable (mientras mayor sea el ROI un mayor porcentaje del capital se va a recuperar), pero si es menor o igual que cero el proyecto no es rentable pues en caso de ponerse en marcha se perdería dinero invertido.

Por ejemplo, si el total de una inversión es de US$5 000, y el total de las utilidades que se esperan obtener es de US$10 000, aplicando la fórmula del ROI:

ROI = (10000 / 5000) x 100

Nos da un ROI de 200%, lo que significa que el proyecto es rentable y que obtendrá una rentabilidad de 200%.

VAN y TIR

El VAN y el TIR son otros indicadores financieros que permiten evaluar la rentabilidad de un proyecto, pero que a diferencia del indicador anterior, toman en cuenta el valor del dinero en el tiempo.

El valor actual neto (VAN) mide la ganancia que tendrá un proyecto al descontar el monto de la inversión al valor actual del total del flujo de caja proyectado.

La fórmula del VAN es:

VAN = BNA – Inversión

Donde el beneficio neto actualizado (BNA) es el valor actual del total del flujo de caja proyectado, el cual ha sido actualizado a través de una tasa de descuento (tasa de oportunidad, de rendimiento o de rentabilidad mínima esperada).

Si el VAN es mayor que cero el proyecto es rentable pues se estará cumpliendo con la tasa esperada y además se obtendrá una ganancia adicional, si es igual a cero el proyecto también es rentable pues se estará cumpliendo con la tasa esperada, pero si es menor que cero el proyecto no es rentable pues no se estará cumpliendo con la tasa esperada y además se estará perdiendo dinero invertido.

Mientras que la tasa interna de retorno (TIR) es la máxima tasa de descuento que puede tener un proyecto para ser considerado rentable.

Para hallar la TIR se debe encontrar la tasa que permita que el BNA sea igual que la inversión (VAN igual a cero).

Una tasa mayor a la TIR significaría que el proyecto no sería rentable pues el BNA sería menor que la inversión (mientras mayor sea la tasa menor sería el BNA con respecto a la inversión), mientras que una tasa menor que la TIR significaría que el proyecto sería aún más rentable (mientras menor sea la tasa mayor sería el BNA con respecto a la inversión).

Análisis del punto de equilibrio

El análisis del punto de equilibrio consiste en el análisis del punto de actividad (volumen de ventas) en donde los ingresos son iguales a los costos.

La fórmula del punto de equilibrio es:

Pe = CF / (PVU – CVU)

Donde:

  • Pe: punto de equilibrio.
  • CF: costos fijos.
  • PVU: precio de venta unitario.
  • CVU: costo variable unitario.

Ventas equivalentes al punto de equilibrio significaría que no habría ganancias ni pérdidas, ventas superiores al punto de equilibrio significaría ganancias, y ventas inferiores al punto de equilibrio significaría pérdidas.

Por ejemplo, si el precio de cada producto que se comercializará es de US$12, el costo variable de cada producto es de US$8, y los costos fijos del proyecto ascienden a US$6 000, aplicando la fórmula del punto de equilibrio:

Pe = 6000 / (12 – 8)

Nos da un punto de equilibrio de 1500 unidades (en unidades monetarias sería 1 500 x 12 = US$18 000), lo que significa que a partir de la venta de 1501 unidades recién se estaría empezando a generar utilidades, mientras que ventas inferiores a 1500 unidades implicaría pérdidas.

Análisis costo-beneficio

El análisis costo-beneficio consiste en el análisis de la relación que existe entre los costos y beneficios asociados a un proyecto de inversión.

La fórmula del la relación costo-beneficio es:

B/C = VAI / VAC

Donde:

  • B/C: relación costo-beneficio.
  • VAI: valor actual de los ingresos netos o beneficios.
  • VAC: valor actual de los costos de inversión.

Si B/C es mayor que la unidad el proyecto es rentable pues significa que los beneficios serán mayores que los costos de inversión, pero si es igual o menor que la unidad el proyecto no es rentable pues significa que los beneficios serán iguales o menores que los costos de inversión.

Por ejemplo, si el total de los beneficios que se esperan obtener para un periodo de 2 años es de US$20 000 (esperando una tasa de rentabilidad del 12% anual), y el total de los costos de inversión que se espera tener para ese mismo periodo es de US$16 000 (considerando una tasa de interés del 20% anual), aplicando la fórmula de la relación costo-beneficio:

B/C = (20000 / (1 + 0.12)2) / (16000 / (1 + 0.20)2)

Nos da una relación costo-beneficio de 1.43, lo que significa que al ser mayor que la unidad, el proyecto es rentable (por cada dólar que se invertirá en el proyecto se obtendrá 0.43 dólares).

Fecha de publicación o de última actualización: 07-11-2012
15 Comentarios para “Cómo evaluar un proyecto de inversión”
  1. Juan 2 marzo 2014
  2. ARMANDO 12 septiembre 2013
  3. Gabriel 29 mayo 2013
  4. Julio Rodriguez 11 abril 2013

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *