Cómo elegir la ubicación de un negocio

cómo elegir la ubicación de un negocio

La ubicación, especialmente en el caso de negocios minoristas que requieren de un local comercial para atender al público, es una de las decisiones más importantes que debemos tomar al momento de iniciar un negocio.

Una ubicación acorde con el concepto o el estilo de nuestro negocio, que tenga una buena afluencia de público y que permita una buena visibilidad de nuestro negocio, podría asegurarnos el éxito; mientras que una ubicación en un ambiente poco agradable, alejada de zonas transitadas, y con pocas vías de acceso para el público, podría significarnos el fracaso.

Si a ello le sumamos que hoy en día la mayoría de buenas ubicaciones están ya tomadas, y que una vez que nos decidamos por una será muy difícil cambiarla, la ubicación de un negocio es una decisión que debemos meditar muy bien.

Para elegir la ubicación de un negocio lo primero que debemos tomar en cuenta es el tipo de negocio que tenemos.

Por ejemplo, si tenemos un negocio minorista en donde atendemos directamente al público tal como una tienda de ropa o una joyería, la ubicación ideal sería una con buena afluencia de público y que permita una buena visibilidad del negocio; en cambio, si tenemos un negocio de manufactura en donde vendemos productos al por mayor a negocios minoristas, la ubicación ideal sería en una zona industrial con amplias vías de ingreso y salida para vehículos.

O, por ejemplo, si tenemos un restaurante de comida rápida, la ubicación ideal sería en una zona céntrica bastante transitada (ya que las personas suelen acudir a estos establecimientos por impulso); en cambio, si tenemos un restaurante tipo gourmet, podríamos ubicarnos lejos de las zonas céntricas y aún así tener éxito si ofrecemos platos de buena calidad y hacemos una adecuada promoción.

Pero independientemente del tipo de negocio que tengamos, algunas consideraciones que debemos tomar en cuenta al momento de elegir la ubicación de un negocio son:

  • afluencia de público: en caso de tener un negocio minorista, independientemente de si se encuentra en la calle, en un centro comercial o en una galería, mientras mayor sea la afluencia de público en la zona (mientras mayor sea el número de personas que pasen por la zona), mayores posibilidades tendremos de que nos visiten.
  • visibilidad: en caso también de tener un negocio minorista, mientras mejor visibilidad tenga nuestro negocio (mientras mejor sea visto éste o nuestros anuncios por los consumidores que transiten a pie o en vehículos por la zona), mayores posibilidades tendremos de que nos visiten.
  • accesibilidad: un requisito importante es que la ubicación sea fácilmente accesible, es decir, que existan suficientes vías de acceso como para que nuestros clientes puedan visitarnos tanto a pie como en vehículos, y/o para que nuestros proveedores puedan abastecernos oportunamente cada vez que lo requiramos.
  • fácil ubicación: debemos asegurarnos también de que seamos fácilmente ubicables por nuestro público (especialmente por aquél que venga de zonas alejadas y no conozca muy bien la zona), que la calle sea fácilmente ubicable en un mapa, y que existan referencias cercanas y conocidas como para que puedan encontrarnos fácilmente.
  • demografía: en cuanto a la demografía debemos ver si la localidad presenta una alta densidad de población, o si se encuentra lo suficientemente poblada como para tener buenas posibilidades de atraer una buena cantidad de clientes.
  • consumidores: es necesario procurar también que el negocio se encuentre ubicado cerca al lugar en donde viva, trabaje o frecuente nuestro púbico objetivo, teniendo en cuenta que los consumidores siempre preferirán comprar en el lugar más cercano a donde vivan, trabajen o frecuenten.
  • competencia: en cuanto a la competencia debemos ver si hay negocios competidores cercanos (lo cual en algunos casos es bueno ya que podríamos aprovechar la afluencia de público que generan los demás negocios) y, en caso de ser así, si existe suficiente demanda en la zona como para ubicar un negocio más.
  • ambiente de la zona: un requisito importante es que la zona y los alrededores tengan un ambiente agradable y acorde con el concepto o el estilo que le daremos a nuestro negocio (por ejemplo, si vamos a poner un restaurante tipo gourmet es preferible una zona tranquila antes que una muy transitada).
  • infraestructura: debemos asegurarnos de que el local cuente con los elementos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro negocio, y con espacio suficiente como para que podamos operar eficientemente y nuestros clientes estén cómodos; teniendo en cuenta nuestras proyecciones de crecimiento a corto y largo plazo.
  • estacionamiento: debemos asegurarnos también de que el local cuente con suficientes estacionamientos o aparcamientos para los vehículos de nuestros clientes y de nuestros trabajadores, teniendo en cuenta la cantidad de clientes en vehículos que esperamos tener, y de trabajadores que contrataremos.
  • costos: otro factor importante a tomar en cuenta es el costo de la compra o del alquiler del local (por lo general, mientras más céntrica o más comercial sea la zona en donde se encuentre ubicado, o más afluencia de público exista en ésta, mayor será el costo), así como el costo de las reparaciones que podrían ser necesarias.
  • licencia y regulaciones: finalmente, debemos asegurarnos de que nos otorgarán la licencia de funcionamiento para el tipo de negocio que vamos a poner (y no suponer que nos la darán porque ya existen negocios similares en la zona), y de que no existan regulaciones o restricciones que podrían afectar su funcionamiento.

En cuanto a la búsqueda de un local, el proceso es similar al de la búsqueda de una vivienda: podemos empezar por acudir a los anuncios clasificados en el diario y en los sitios de anuncios clasificados en Internet, y luego recorrer las zona en donde nos gustaría que estuviera ubicado nuestro negocio (por ejemplo, las zonas en donde existan negocios similares), a ver si encontramos algunos locales en venta o en alquiler.

Y luego, para tomar la decisión final, debemos considerar los factores descritos anteriormente, y de acuerdo al peso o la importancia que le demos a cada uno (tomando en cuenta el tipo de negocio que tengamos, nuestros objetivos y nuestro presupuesto), y confiando en nuestra intuición, elegir la ubicación más adecuada para nuestro negocio.

Para finalizar, cabe señalar que una alternativa que tenemos es la de ubicar nuestro negocio, al menos inicialmente, en nuestra propia casa, lo cual nos daría la ventaja de ahorrar una buena cantidad de dinero en la renta o compra de un local, trabajar en un ambiente cómodo, y estar cerca de nuestros familiares.

La desventaja podría ser que los clientes que nos visiten podrían llevarse la impresión de una imagen no muy profesional de nuestro negocio, nuestro personal podría no sentirse muy a gusto, y nuestros familiares podrían distraernos constantemente; aunque esto podría solucionarse si definimos claramente el lugar en donde se desarrollará nuestro negocio y lo separamos del resto de la casa, y hablamos bien con nuestros familiares para que respeten nuestro lugar y horario de trabajo.

Fecha de publicación o de última actualización: 07-03-2014
1 Comentario para “Cómo elegir la ubicación de un negocio”
  1. jorge acosta 25 febrero 2014

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *