22 posibles razones por las que no vendes

Cuando nuestras ventas disminuyen de un momento a otro, no tienen cuando despegar, o simplemente no son como esperábamos, es común preguntarnos por qué no vendemos.

Si este es tu caso, lo primero que debes hacer es mantener la calma, no tomar decisiones apresuradas que además de hacerte perder el tiempo podrían empeorar la situación, y analizar esta detenidamente tratando de identificar la razón o las razones por las que no vendes para luego trabajar en ellas, y así revertir la situación.

22 posibles razones por las que no vendes

La siguiente es una lista con las 22 principales razones por las que podrías no estar vendiendo como quisieras, que te ayudará a identificar la razón o las razones de tu problema:

Razón #1: tu producto no es de buena calidad

La principal razón por la que podrías no estar vendiendo como quisieras es que, aunque te cueste aceptarlo, tu producto no es de buena calidad. Probablemente no está hecho de buenos insumos, no tiene un diseño atractivo, no es durable en el tiempo o simplemente no satisface necesidades o resuelve problemas; y debido a ello los consumidores no están dispuestos a gastar su dinero en él o simplemente no lo necesitan.

Razón #2: no brindas una buena atención al cliente

Otra razón podría ser que tú o tus trabajadores no están brindando una buena atención al cliente. Probablemente no lo están saludando debidamente, no están siendo amables con él, o no están mostrando un genuino interés por ayudarlo; y debido a ello aquellos que en algún momento han sido tus clientes han decidido no volver a visitarte y, lo que es peor, están hablando mal de ti a otros consumidores.

Razón #3: haces esperar demasiado al cliente

Probablemente sí estás brindando una buena atención al cliente, lo saludas con educación, eres amable con él, y te esmeras por servirlo; pero el problema es que lo haces esperar demasiado para atender sus consultas, tomarle su pedido, entregarle su producto o brindarle su servicio; y debido a ello aquellos que en algún momento han sido tus clientes han decidido no volver a tener que esperar tanto para ser atendidos y, por tanto, no volver a visitarte.

Razón #4: atiendes demasiado rápido al cliente

O tal vez, en el caso de que tu producto implique un trato directo con el cliente, lo estás atendiendo demasiado rápido y debido a ello aquellos que en algún momento han sido tus clientes se han sentido presionados por adquirir tu producto o utilizar tu servicio, o han sentido que antes de preocuparte por su satisfacción más te preocupas por ganar dinero y, por tanto, han decidido no volver a visitarte.

Razón #5: no has segmentado el mercado

Otro motivo por el que tus ventas no tienen cuando despegar podría ser que no has segmentado el mercado que existe para tu tipo de producto. Probablemente estás dirigiendo tu producto a todo el público que lo conforma en vez de hacerlo a un público específico, y debido a ello no estás siendo eficaz al momento de diseñar tu producto ni al momento de formular tus estrategias comerciales.

Razón #6: tu mercado es muy amplio

Probablemente sí has segmentado el mercado y seleccionado un mercado objetivo al cual dirigirte; pero el problema es que has elegido un mercado muy amplio, y debido a ello no te estás especializando en un tipo de consumidor tan específico y, por tanto, no estás siendo eficaz, además de que los consumidores tampoco te ven como un especialista en lo que haces y, por tanto, no te eligen.

Razón #7: tu mercado es muy pequeño

O tal vez el mercado objetivo que has elegido es muy pequeño y, por tanto, no tienes suficientes compradores para tu producto o suficientes ventas de este como para que tu negocio sea rentable.

Razón #8: tus precios son muy altos

Otra razón por la que tus ventas son bajas podría ser que tus precios son muy altos para tu público objetivo, el cual no cuenta con suficiente capacidad económica para pagar el precio que pides, no considera que tu producto lo justifique, o simplemente encuentra tu mismo tipo de producto con la misma calidad (o incluso mayor) a un menor precio en la competencia.

Razón #9: tus precios son muy bajos

O tal vez tus precios son muy bajos y debido a ello tu margen de ganancia por producto es muy bajo, o tu público objetivo tiene la impresión de que tu producto no es de buena calidad y, por tanto, no lo compra.

Razón #10: no estás haciendo una buena distribución de tu producto

Otra causa de que tus ventas no sean lo que esperabas podría ser que no estás haciendo una buena distribución de tu producto. Probablemente tu producto no está llegando adecuadamente a tus puntos de venta, lo estás vendiendo en puntos de venta al que tu público objetivo no tiene mucho acceso o cuya zona no frecuenta mucho, o no cuentas con suficientes puntos de venta; y debido a ello los consumidores simplemente no pueden comprarlo.

Razón #11: tu local tiene una mala ubicación

Otra razón del pobre nivel de tus ventas podría ser que el local de tu negocio tiene una mala ubicación. Probablemente está ubicado en un lugar con poca afluencia de público, alejado del lugar en donde vive, trabaja o frecuenta tu público objetivo, o con poca visibilidad para el público que transita a pie o en vehículo; y debido a ello los consumidores simplemente no lo visitan.

Razón #12: tu local tiene una fachada poco atractiva

O tal vez tu local está ubicado en un lugar con buena afluencia de público, pero el problema es que la fachada de este es poco atractiva. Probablemente no llama mucho la atención, no está muy iluminada, no se diferencia de las demás fachadas de la competencia, no estimula al público a que ingrese al local, o simplemente transmite una imagen diferente de lo que en realidad es tu negocio; y debido a ello los consumidores simplemente no ingresan a este.

Razón #13: no haces publicidad

Otro motivo del bajo nivel de tus ventas podría ser que no le haces suficiente publicidad a tu producto, y debido a ello, a pesar de que se trata de un producto de muy buena calidad, los consumidores no saben nada de él o no tienen motivos suficientes para comprarlo.

Razón #14: haces una mala publicidad

O tal vez sí estás invirtiendo en publicidad, pero el problema es que no haces la adecuada. Probablemente no estás enviando un mensaje publicitario lo suficientemente claro que resalte las principales características de tu producto o la razón por la que los consumidores deberían comprarlo, o estás utilizando medios publicitarios que tu público objetivo no utiliza mucho o a los que no tiene mucho acceso; y debido a ello tu publicidad simplemente no es efectiva.

Razón #15: no haces uso de promociones de venta

Probablemente sí le haces una adecuada publicidad a tu producto, pero el problema es que no haces uso de promociones de venta. Probablemente no ofreces ofertas, descuentos, cupones o regalos, ni realizas sorteos o concursos entre tus clientes, y debido a ello los consumidores no encuentran un incentivo suficiente para comprar tu producto a diferencia de que lo que sí sucede con los productos de la competencia.

Razón #16: ofreces poca variedad

Otra razón de que tus ventas se hayan estancado podría ser que ofreces poca variedad de productos. Probablemente no cuentas con muchos tipos o clases de productos, o el producto que vendes no cuenta con mucha variedad en modelos, tallas o colores; y debido a ello el consumidor no tiene muchas opciones para elegir y, por lo general, nunca llega a encontrar el producto que busca.

Razón #17: ofreces mucha variedad

O tal vez ofreces mucha variedad de productos y debido a ello el consumidor, al tener tantas opciones, al final no se decide por ninguna debido a que tiene la impresión de que no cuentas con un producto especial que valga la pena considerar.

Razón #18: tienes una fuerte competencia

Otro motivo por el que tus ventas no son buenas podría ser que tienes una fuerte competencia, la cual probablemente ofrece un producto de mayor calidad que la del tuyo, brinda una mejor atención al cliente, lo atiende más rápido, tiene mejores precios, cuenta con un sistema de distribución más eficiente, hace más y mejor publicidad, tiene mejores promociones de venta u ofrece una mayor variedad de productos.

Razón #19: tienes demasiada competencia

O tal vez tu competencia no es mejor, pero tienes demasiados competidores, y debido a ello los consumidores, al tener tantas ofertas, no siempre eligen la tuya, sobre todo si no estás ofreciendo algo que te diferencie de los demás.

Razón #20: no ofreces algo que te diferencie de los demás

Otra razón por la que no vendes como esperabas podría ser que no ofreces algo que te diferencie o distinga de los demás competidores y que sea el motivo por el cual los consumidores te elijan a ti antes que a ellos.

Razón #21: no estás tratando de fidelizar al cliente

Otro motivo podría ser que te estás concentrando en captar nuevos clientes, pero no en fidelizarlos. Probablemente una vez que un cliente te ha comprado no mantienes comunicación con él con el fin de crear una estrecha relación y eventualmente ofrecerle productos o promociones que podrían ser de su interés, o no utilizas programas de puntos acumulables que le permita acumular puntos cada vez que te compra, y luego canjearlos por productos; y debido a ello los consumidores puede que te compren una vez, pero no siempre vuelven a hacerlo.

Razón #22: no estás escuchando al cliente

Finalmente, otro motivo por el que no vendes como quisieras podría ser que no estás escuchando al cliente. Probablemente no estás prestando atención a sus opiniones, comentarios, sugerencias, críticas o quejas, o no haces encuestas que te permitan conocerlo mejor y saber lo que opinan de tu producto; y debido a ello no sabes realmente lo que estos necesitan o quieren y, por tanto, no ofreces un producto que realmente satisfaga sus necesidades y preferencias.

Tags relacionados:

Fecha de publicación o de última actualización: 24-02-2016

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *